Alcaldes de siglas diferentes al PP se quejan del trato de José Manuel Baltar

Los regidores critican sus viajes internacionales en lugar de atender a los concellos


Ourense

El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, estuvo ayer en Coímbra para asistir a un «cumio hispano-portugués de gobernos locais». En las últimas semanas ha estado también en Estados Unidos, Bruselas e Israel y algunos alcaldes ourensanos creen que dedica demasiados esfuerzos y recursos a las relaciones internacionales en lugar de atender las necesidades de los concellos. Regidores de PSOE, BNG y otras formaciones políticas se quejan del trato recibido por parte del presidente, especialmente en lo que respecta al reparto de fondos, que creen que beneficia deliberadamente a los ayuntamientos del PP.

«As deputacións están para atender aos concellos, sobre todo aos pequenos, e non para estar constantemente indo a Estados Unidos ou a non sei onde... Para os concellos pequenos non vexo onde está a posibilidade de que os americanos nos veñan a solucionar nada. Estas Administracións están para o que están e non para que se gaste un millón de euros nun polideportivo na cidade», dice Enrique Barreiro, alcalde del PSOE en Vilamartín de Valdeorras, que critica con especial intensidad el reparto de subvenciones. Pide que los fondos que maneja la Diputación ourensana vayan directamente a los concellos e incluso recrimina a su partido que no defienda la eliminación de las instituciones provinciales cuando le toca gobernarlas: «Sería perfecto e non andar con mamoneos de se nos dan ou non».

En esta línea insisten otros alcaldes, como Xan Jardón, que se presentó bajo las siglas de Compromiso por Galicia y que lamenta las dificultades que tienen los ayuntamientos para planificar sus ingresos con el actual modelo: «Debería facerse dun xeito moito máis obxectivo e non é así agora. Cada concello debería ter claro ao principio do ano os fondos que vai recibir do ente provincial». Y es que los regidores se quejan de que tienen que ir a la Diputación ourensana de «pedigüeños». Son palabras de Vicente Gómez, alcalde del PSOE en el municipio de Castrelo do Val, que reclama «unhas regras moito mellor definidas e non deixar á discrecionalidade do presidente de turno o que se lle dá a cadaquén».

Este modelo se traduce, según dicen, en una discriminación en favor de los concellos gobernados por el PP. Lo afirma, por ejemplo, Luis Milia, regidor socialista en Carballeda de Avia. «Se a nós nos dan 10.000 euros, a concellos do PP das nosas características concédenlles 20.000 ou 25.000 euros. E logo non falemos xa de dez concellos do PP que son os que se levan a maior parte dos cartos. So hai que ver os listados e reparar no que levan concellos como Oímbra ou Muíños, por exemplo».

«La labor que hace tampoco es mala pero debería atendernos»

Algunos alcaldes denuncian las dificultades para ser recibidos por el presidente. «Para reunirme con Baltar sigo esperando; xa non me reunirei supoño», dice María Albert, la alcaldesa de A Rúa, que en unos días cederá su cargo a sus socios del PSOE, tal y como acordaron al inicio del mandato. Cuando tomó posesión de la alcaldía la nacionalista sí pudo verse con el máximo responsable de la Diputación, pero no sirvió de mucho. «Incluso me dixo que si a tres proxectos, pero despois cambiou de opinión porque non se leva feito nada», dice Albert, que explica que en alguna ocasión fue derivada al vicepresidente primero, Rosendo Fernández: «A efectos prácticos aténdete moi ben, pero non che soluciona nada. Igual que pasaba co anterior, con este non solucionas nada se non falas con Baltar directamente. Paréceme que o PP ten unha forma de utilizar as institucións que non é a correcta».

Que los alcaldes pidan una reunión con José Manuel Baltar y finalmente sean atendidos por Rosendo Fernández es algo habitual. También lo comenta Yolanda Jácome, alcaldesa del PSOE en Parada Sil. «Baltar siempre está viajando. La labor que hace tampoco es mala, pero creo que debería atender a los alcaldes», dice. El exportavoz socialista en la Diputación ourensana y regidor del PSOE en Ribadavia, Ignacio Gómez, abunda en esta reflexión: «A Baltar a Deputación non lle interesa como tal, só como instrumento para os seus intereses de promoción e de figurar, e só hai que mirar que non vai nin a actos da propia institución, mandando regularmente a Rosendo Fernández, a Jorge Pumar ou a outras persoas. Non ten tempo material para facelo xa que o que lle interesa é actuar de embaixador da provincia e por iso promove xuntanzas con xente de Israel, China e outros lugares, para superar o seus complexos».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Alcaldes de siglas diferentes al PP se quejan del trato de José Manuel Baltar