Pereiro de Aguiar tiene más riesgo de sufrir robos en domicilios

Un informe apunta a que hay un 121 % de posibilidades que en otros municipios


ourense / la voz

Los hogares de Pereiro de Aguiar tienen, según un informe de la asociación de aseguradoras Unespa, un 121 % más de probabilidades de sufrir un robo en comparación con cualquier otro lugar en Galicia. En el lado opuesto está O Barco de Valdeorras, donde hay un 50 % menos de posibilidades de sufrir un robo en sus domicilios que en el resto de Galicia. El dato sale de un estudio a nivel nacional tomado de robos realizados en el año 2016 en viviendas aseguradas asociadas a Unespa. Se tuvieron en cuenta los municipios en los que se produjeron más de veinte robos ese año. La presencia de mucha vivienda unifamiliar, aislada o también segunda residencia, puede explicar el dato.

Sin embargo, por el número de sucesos, Vigo es la población que contabiliza más casos. En la capital olívica se produce, según ese informe, un asalto en viviendas cada doce horas, 43 minutos y 57 segundos y tiene casi el 14 % de los robos totales computados en Galicia, aunque solo el 0,46 del total nacional. La ciudad de Ourense es la tercera de Galicia en esta problemática, con un 5,26 % del total de los robos denunciados, con una media de un suceso de este tipo cada un día, nueve horas y 49 minutos.

Por el coste medio de lo robado, Rairiz de Veiga es el municipio que aparece con el importe más elevado, 9.923 euros, mientras que por gravedad, Gomesende figura en primer término. Con todo, la provincia de Ourense está en el mapa de las que menos robos de este tipo sufren.

La urbanización se autoprotege

En la populosa urbanización de Tapada de Bouzas, muchos de los chalés tienen en sus fachadas el aviso de que la vivienda cuenta con instalación de alarma conectada con la policía. En otras los ladridos de los perros avisan de que allí también hay guardianes. Aún así, la semana pasada cinco viviendas de la rúa Loureiro fueron asaltadas, a plena luz del día. Cuatro de ellas en la misma tarde del jueves. Los vecinos creen que los ladrones vigilan las rutinas de los residentes- la mayoría clase media trabajadora que pasa el día fuera de casa- y saben cuándo no va a haber gente en las casas. Ya hubo robos hace años, pero la sucesión de asaltos de los últimos días ha hecho que los vecinos se organicen para tomar medidas. Carlos Alcalde, uno de los que están promoviendo las reuniones vecinales de la comunidad, explica que se están organizando para «tomar medidas». Un pequeño grupo está encargado de hacer un protocolo para saber cómo actuar. Las asambleas vecinales han sacado a la palestras otras carencias que observan en la localidad, relativas a otros servicios de emergencias como ambulancias o bomberos. Los vecinos llegaron a la conclusión de que están «moi vixiados» y recapitularon, en relación a los últimos robos, que aquellos días vieron en la urbanización a cuatro personas extrañas, dos vigilando desde la esquina y otros dos, supuestamente, en el interior de las casas. Los ladrones entraron escalando; a una de las viviendas, tras superar el muro exterior, accedieron a la planta superior a través de un tejadito. Solo la inferior tenía activada la alarma de detección de intrusos, menciona una vecina.

Últimamente ven más coches de la Guardia Civil patrullando por la zona, sobre todo de noche, pero también los propios vecinos están atentos a cualquier movimiento extraño.

 El pleno municipal debatió la cuestión de la seguridad ciudadana

La cuestión de la seguridad ciudadana salió a debate en el pleno celebrado ayer por la corporación de Pereiro. Los grupos de la oposición llevaron diferentes mociones de asuntos que ligaron con la actualidad de los últimos robos que han causado preocupación en el municipio. Por parte del PSOE, su portavoz César Grande defendió la necesidad de mejorar la iluminación de los núcleos rurales como un punto básico para paliar este problema. Planteó que alternativas como recuperar las figuras de los antiguos serenos o un sistema similar de subvenciones al que tuvo el parque empresarial para la contratación de seguridad privada.

Por parte de Democracia Ourensana, Francisco González, propuso la creación de un cuerpo de Policía Local. Aseguró que en la urbanización de Monterrei los vecinos han organizado patrullas de vigilancia y cree que un cuerpo policial municipal ayudaría a incrementar la seguridad.

El portavoz del grupo de gobierno popular, Manuel Doval, desechó esta idea porque la Policía Local tiene otras funciones de control urbanístico o tráfico que en Pereiro dijo que no eran necesarias. Afirmó que él estuvo en Monterrei y acusó al edil opositor de alarmismo. Dijo que los vecinos salen a dar una vuelta pero no a patrullar. El PP estudiará la creación de la Policía Local pero no lo ve prioritario ahora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pereiro de Aguiar tiene más riesgo de sufrir robos en domicilios