Los empleados públicos afrontan de media una agresión cada cuatro días

O PEREIRO DE AGUIAR

MIGUEL VILLAR

En la prisión de Pereiro de Aguiar se registraron tres casos denunciados el año pasado

07 oct 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Cada cuatro días de media algún empleado público sufre una agresión, en forma de empujón, golpe o zarandeo, en España, donde el año pasado se produjeron 539 casos de amenazas o atentados. Los funcionarios ourensanos no son ajenos a este fenómeno y en el sindicato mayoritario de la función pública, el CSIF, creen que la problemática va a más. Los servicios públicos de empleo (SEPE) son los lugares en los que estas situaciones violentas son más frecuentes -en la mayoría de los casos suceden durante la atención al público por problemas con las citas o con las prestaciones y subsidios - pero también las prisiones, donde se dan los índices más altos de agresiones. Aún con un bajo nivel de conflictividad, el centro penitenciario provincial de Pereiro de Aguiar registró tres casos el año pasado. Por eso desde el CSIF reclama un protocolo de prevención de agresiones, pues los funcionarios de prisiones que quedaron fuera de la ley para empleados públicos, explica César Nóvoa, de la central sindical.

Las estadísticas sobre este asunto son incipientes y no registran la mayoría de hechos, pues muchos no denuncian, aunque sí hay quejas de los profesionales al sindicato. Por ello el CSIF organizó un curso de defensa personal, que se está desarrollando en las instalaciones de la comisaría provincial de policía con dos instructores de la Policía Nacional que enseñan a una quincena de empleados públicos cómo prevenir y repeler las agresiones, tanto verbales como físicas.

«Aunque estemos ante una agresión verbal, somos funcionarios públicos y estamos obligados a prestar el servicio al usuario. Se trata de eludir la agresión, encaminando al diálogo y reconducir la conversación. Nunca eches leña al fuego. Esto no consiste en ganar o perder, sino en prestar el servicio» subraya Santi Rey, funcionario del CNP y comunicador.