El director de la prisión resalta su función de reinserción social

Destacó la labor «complexa» de los profesionales que trabajan en el centro


OURENSE

Como cada año, con motivo de la celebración del día de la Merced, la prisión provincial de Pereiro de Aguiar abrió sus puertas a las autoridades, personas y entidades que colaboran con el centro penitenciario. Es el día en el que se reconoce la labor «complexa e difícil», en palabras del director de la prisión, José Ángel Vázquez Yáñez, a los profesionales que trabajan diariamente en la cárcel. Fueron once los funcionarios reconocidos por sus 25 años de servicio y se dieron menciones especiales por su colaboración a la delegación ourensana de fútbol, por su programa para fomentar la práctica de este deporte en el centro de Pereiro de Aguiar, y a la empresa Aceper por su trabajo en los talleres productivos de la prisión. 

El director especificó por qué es difícil la labor de los profesionales del centro: «Traballan nun medio onde conviven o terrorista desalmado co delincuente marxinal de familia desfeita e cun horizonte sen futuro, o agresor sexual co condutor imprudente impresionado polo ambiente carcerario, o enfermo mental ou psicópata frío ou o toxicómano deteriorado co que mercadea coa súa adicción o gran traficante». En las causas de todos deben intervenir, apuntó Vázquez Yáñez, para cumplir con la finalidad de la reinserción y reintegración social de los penados.

El subdelegado del Gobierno, Roberto Castro, habló en su discurso sobre «la responsabilidad y la pasión» de los trabajadores y del equipo directivo del centro penitenciario que han llevado a la prisión ourensana, según dijo, a ser un «referente internacional de terapias innovadoras con resultados extraordinarios».

Una liga de fútbol para fomentar el juego limpio y el compañerismo

Por primera vez en Ourense y en el resto de las prisiones provinciales gallegas se estuvo desarrollando este año un programa de fomento de la práctica del fútbol y de la deportividad, en virtud de un convenio firmado por la Real Federación Española de Fútbol y la secretaría general de Instituciones Penitenciarias.

Carlos Álvarez Méndez, Charly, entrenador de fútbol, recogió la mención especial dedicada a la delegación ourensana de fútbol y explicó en que consiste el programa: «Se hizo un curso de introducción al arbitraje. Se organizó una liga de fútbol 11 con el resto de las prisiones gallegas y una copa». El centro pontevedrés de A Lama fue el campeón gallego, que hoy jugará una eliminatoria contra el campeón cántabro.

 Se formaron nueve equipos, con ocho jugadores cada uno y Charly fue el seleccionador. «Para mí fue muy fácil. Notaba mucha ilusión», explicó el entrenador ourensano.  El monitor deportivo Eduardo Carreño señaló que hubo pocas sanciones acordadas por el comité disciplinario del que también formaban parte dos internos y que estas fueron bien aceptadas. Esta liga contaba con un reglamento especial, dirigido a fomentar la deportividad, el juego limpio y el compañerismo. Tenían que participar los ocho jugadores, con cambios cada cinco minutos, y con límites de goles por jugador.

Los internos que aprobaron el curso de arbitraje y disponían de algún permiso pudieron practicar arbitrando partidos de niños, gracias a la colaboración del comité ourensano de colegiados.  También tuvo gran demanda el curso de entrenador de fútbol. En cada curso participaron unos 25 internos. Carreño recordó que hace años, cuando en Pereiro de Aguiar había una población reclusa doble del actual sí hubo un equipo federado de fútbol sala femenino. Hoy las pocas mujeres que están reclusas prefieren disciplinas como el voleibol, dice.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El director de la prisión resalta su función de reinserción social