Muere un vecino de O Irixo y otro resulta herido grave en una colisión frontal de madrugada

Marta Vázquez Fernández
M. Vázquez OURENSE

O IRIXO

El conductor herido grave dio positivo en alcohol y se cree que circulaba a 160 kilómetros por hora en una carretera secundaria

03 jul 2021 . Actualizado a las 13:48 h.

Una colisión frontal entre dos turismos se ha cobrado esta madrugada la vida de un hombre de 67 años vecino de O Irixo. El accidente, ocurrido a las tres y media de la madrugada, se produjo en un tramo de curva abierta de la carretera OU-902, a la altura de Dadín (O Irixo) cuando un Seat y un Mercedes que circulaban en sentido contrario colisionaron frontalmente. Varios testigos del choque avisaron de inmediato a los servicios de emergencia, que derivaron a la zona a efectivos de los Bomberos de O Carballiño, sanitarios del 061 y agentes de la Guardia Civil de Tráfico. Nada más llegar, se constató que el conductor del Seat, Antonio Cibeira, había fallecido. Eso sí, la potencia del choque hizo que quedara atrapado dentro del coche, por lo que fue necesaria su excarcelación.

Tras la colisión, el Mercedes Clase A que conducía otro vecino también de O Irixo  cayó por un terraplén. Aunque en un primer momento el conductor pudo salir por su propio pie del coche, los sanitarios constataron que presentaba lesiones internas, por lo que fue trasladado de urgencia al Complexo Hospitalario de Ourense, donde ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente. 

Un posible exceso de velocidad

Por ahora no se han confirmado las causas del accidente si bien no se descarta la existencia de un posible exceso de velocidad por parte de uno de los conductores. Así, el cuentakilómetros del Mercedes en el que viajaba el herido, un joven de 29 años también residente en O Irixo,  quedó parado en 160 kilómetros por hora, una velocidad muy superior a la permitida en esa carretera, limitada a 90. Se cree, por tanto, que esa pudo ser la velocidad del impacto. Además, en la prueba de alcoholemia que le realizaron los agentes de la Guardia Civil de Tráfico dio una tasa de 0,56 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, una cifra superior a la máxima permitida. Fuentes del caso han confirmado que, con estos datos, es más que probable su imputación en un delito de homicidio por imprudencia.