Amigos de la familia de la menor agredida en O Carballiño: «Está muy mal, pero mientras haya un hilo de esperanza nos aferraremos»

Cándida Andaluz Corujo
Cándida Andaluz O CARBALLIÑO

O CARBALLIÑO

Concentración en O Carballiño en repulsa de la agresión a una menor
Concentración en O Carballiño en repulsa de la agresión a una menor Miguel Villar

Los padres de la víctima y del agresor, que tiene 13 años, eran amigos y llegaron a verse en las últimas horas en el hospital de Ourense, donde permanecen ambos

12 sep 2021 . Actualizado a las 14:50 h.

«A vila está destrozada». Los vecinos de O Carballiño se concentraron esta mañana para mostrar su apoyo a la menor de 14 años que el pasado jueves por la tarde fue agredida por un amigo, de 13, y que se debate entre la vida y la muerte. El adolescente confesó que lo había hecho «para sentir qué se siente al matar a una persona». Golpeó a su amiga con una pata de cabra cuando estaban solos en la casa de él y ella acabó precipitándose de un segundo piso. Se investiga si lo hizo para huir o fue el menor el que la tiró. El agresor se encuentra en el CHUO, donde también está la víctima, pendiente de un examen psiquiátrico.

El teniente de alcalde de la localidad ourensana, Manuel Dacal, fue el encargado de presidir el acto en el que mostró la repulsa a lo sucedido y también el apoyo a las dos familias de la villa que, afirmó, están destrozadas. Numerosos jóvenes, compañeros de la chica, acudieron a la cita. Todos coincidieron al afirmar que la menor era tímida pero muy agradable. Sin embargo, sobre el chico poco sabían.

Al acto también acudieron amistades de la familia de la víctima que señalaron que la joven y su agresor eran amigos desde la infancia, así como sus familias. Explicaron que la menor fue operada este viernes en el CHUO y que ahora se enfrenta a 72 horas críticas. «Está muy mal, pero mientras haya un hilo de esperanza nos aferraremos». Relataron que ambos, víctima y agresor, se encuentran en el Complexo Hospitalario de Ourense y que sus familias llegaron a verse. También que era habitual ver a ambos juntos, ya que eran amigos. «Se aprovechó de su confianza. Ella era preciosa y una niña encantadora. No damos crédito. Nadie se lo esperaba, es un mazazo muy duro para todos», explicaba una amiga de la madre de la menor que acudió a la concentración. «A simple vista parecía un chico normal, nunca vimos nada agresivo en él. También lo sentimos por su familia, estarán derrotados», añadió.