«No sé ni dónde fue, ni con quien» dice sobre su entrevista laboral una de las presuntas enchufadas de O Carballiño

En la cuarta sesión del juicio contra Pachi Vázquez, declaró una testigo que fue despedida tras la llegada a la alcaldía de Argimiro Marnotes, del PP

R.Veiga.POOL

Ourense

Continúa celebrándose en la sala de vistas del juzgado de lo penal dos de la capital ourensana el juicio contra el exlíder de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, y otros cuatro acusados, por las presuntas ilegalidades en las contrataciones de trabajadores en la localidad de O Carballiño, de la que fue alcalde hasta 2005.

Y en la que fue ya la cuarta sesión del juicio fueron una vez más protagonistas los trabajadores cuyos contratos cuestiona la Fiscalía de Ourense, que sospecha que en sus elecciones no se respetaron los principios de igualdad, mérito y capacidad. Ellos, los aludidos, lo niegan.

Con argumentos que, con alguna variante, coinciden en su mayor parte, los trabajadores aseguraron que fueron convocados desde el servicio público de empleo, entonces INEM, y que tras encadenar años de contratos temporales terminaron siendo fijos. Algunos siguen a día de hoy y otros ya se jubilaron.

Entre las que sigue se encuentra una empleada del departamento de contabilidad, que explicó que accedió al trabajo en el año 2002, por el Plan Labora. Aseguró que tuvo que hacer una entrevista en la casa consistorial, si bien no pudo recordar «ni dónde, ni con quien» tuvo lugar ese proceso de selección, pese a que tal y como le recordó la fiscala, ella continúa trabajando allí y conoce bien las dependencias municipales.

Declaró también una trabajadora social que fue despedida en 2012 por Argimiro Marnotes, tras el cambio de gobierno en la localidad. La testigo, cuyo despido fue declarado «nulo e improcedente» por un juzgado, así lo recordó ella misma, se querelló en su día contra el entonces regidor del PP, al que acusaba de haberla despedido a modo de represalia política, ya que era al parecer conocida la vinculación de esta mujer con el PSOE. El caso nunca prosperó, ya que fue archivado en el juzgado de O Carballiño y la Audiencia más tarde ratificó esa decisión, pero aquel litigio tiene su relevancia en este caso judicial. Y es que tras el cambio de gobierno se decidió no renovar muchos de los contratos subvencionados con fondos públicos hechos durante los años de mandato socialista, entre 1995 y 2011. Algunos trabajadores los atribuyeron a motivos políticos, y la Fiscalía puso el ojo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«No sé ni dónde fue, ni con quien» dice sobre su entrevista laboral una de las presuntas enchufadas de O Carballiño