La dinámica laboral en O Carballiño: «Firmábamos y seguíamos»

Muchos de los presuntos contratados a dedo mantienen que pasaron por procesos selectivos

R.Veiga.POOL

ourense / la voz

«Indefinido, ¿no?». Esta fue la pregunta, por no decir aseveración, que con más frecuencia formuló la representante del ministerio fiscal a diez de los presuntos enchufados de O Carballiño, que este jueves comparecieron en la sala de vistas del juzgado de lo penal 2 de Ourense, en la que se juzga al exalcalde de esa localidad, Pachi Vázquez, y otros cuatro acusados que tuvieron responsabilidades en la corporación. Y en todos los casos la respuesta fue afirmativa porque, uno por uno, los empleados municipales citados para declarar explicaron que tras unos años enganchando contratos temporales, acabaron logrando una relación laboral indefinida en el ayuntamiento, para puestos tan diversos como trabajadora del servicio de ayuda a domicilio, carpintero o policía local.

«Mandábannos firmar e seguíamos traballando», explicó una testigo que trabajó en el servicio de ayuda a domicilio. Explicó que su vinculación laboral provenía de la mancomunidad, si bien posteriormente pasó a prestar servicios para el concello, haciendo siempre el mismo trabajo. Enlazó contratos anuales que se prorrogaban automáticamente, solo había que rubricar cuando terminaba diciembre, hasta que en 2007 se convirtió en trabajadora indefinida. «Eu non sei como fixeron» dijo.

Otra de las trabajadoras cuyo contrato cuestiona la Fiscalía de Ourense, por no haberse seguido presuntamente en su tramitación los principios de igualdad, mérito y capacidad que marca la ley, es el de una mujer que trabajó como limpiadora municipal. Hoy en día ya está jubilada. «Ofrecéronme o traballo, aceptei e xubileime alí», dijo en la sala de vistas, explicando que cuando le ofrecieron el trabajo ella estaba en el paro. Sin recordar bien las fechas, aseguró que «nunca parei de traballar», pero no pudo concretar nada de cómo se concretaron sus contratos.

Testificaron también en la tercera sesión del juicio tres integrantes de la plantilla de la Policía Local. Los tres explicaron que accedieron primero como auxiliares, tras haber sabido de las vacantes por anuncio en prensa o porque los habían avisado. Dieron haber pasado por procesos de selección, si bien más tarde estabilizaron su relación laboral. Es decir, se convirtieron en fijos, en algún caso antes incluso de superar la oposición y convertirse en agentes.

Quedan todavía por declarar mucho más trabajadores municipales ya que según la acusación pública las irregularidades a la hora de las contrataciones se extendieron a sesenta casos. Todos, salvo motivo justificado de ausencia o desestimiento de las partes, pasarán en los próximos días por el juzgado, ya que a este juicio le quedan por delante aún dos semanas. Los acusados, que declararán al término de la prueba testifical, están imputados en un delito de prevaricación continuada por el que la fiscalía pide penas de hasta diez años de inhabilitación.

Maradona, en la sala de vistas

La anécdota del día la protagonizó, eso sí, uno de los abogados defensores, Juan Rego, que abrió la sesión solicitando un homenaje «por la muerte de Maradona». Su propuesta no obtuvo respuesta del resto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La dinámica laboral en O Carballiño: «Firmábamos y seguíamos»