Cumplirá tres años de cárcel por asaltar una farmacia a punta de navaja y llevarse 1.885 euros

Dos trabajadoras estaban en el momento de los hechos en el local, sin resultar heridas


ourense / la voz

«Dame el dinero de la caja». Fue la única frase que pronunció el ladrón que, en la tarde del 4 de agosto del 2019, entró en una farmacia de la calle Progreso de la capital ourensana con intenciones bien distintas a la de llevarse algún medicamento. Bernardo P. A., con varias condenas anteriores por delitos de robo con violencia dictadas por juzgados de Pontevedra y O Carballiño, volvía a hacer de las suyas y, con el objetivo de lograr dinero fácil, decidió asaltar el establecimiento, situado frente a una iglesia y a pocos metros del edificio de la Audiencia provincial de Ourense.

Así se recoge en el escrito de acusación del caso, por el que la Fiscalía solicitaba una condena de cinco años de prisión para el sospechoso, detenido poco después de los hechos y acusado de un delito de robo con violencia.

Eso sí, durante el juicio el delincuente, que está en prisión, no tuvo objeción alguna en reconocer la autoría del atraco, acordando las partes una pena algo inferior a la que se reclamaba inicialmente. Serán, así, tres años y tres meses de cárcel los que tenga que cumplir el acusado, que además deberá cumplir una orden de alejamiento según la cual no podrá acercarse al establecimiento que asaltó durante el mismo tiempo.

Queda así probado que el sospechoso, «guiado por el ánimo de obtener un ilícito beneficio» accedió a la farmacia, acercándose en un primer momento al mostrador. Allí fue atendido por una empleada, quien apenas si tuvo tiempo de reaccionar ya que el acusado rodeó enseguida el mostrador y se acercó a la chica, a quien exigió que le entregara el dinero de la caja registradora. En ese momento el sospechoso sacó una navaja con la que amenazó a la víctima, a la que guio hasta el cajón en el que se encontraba la llave de la caja registradora. En ese momento otra empleada que se encontraba en la rebotica salió para ver qué estaba pasando y tratar de ayudar a su compañera, si bien el acusado la amenazó también con la navaja.

Así las cosas el acusado logró finalmente abrir la caja, de cuyo interior se llevó 1.855 euros en efectivo. Luego se marchó a toda prisa sin causar daño alguno a las trabajadoras.

Responsabilidad civil

En la sentencia acordada por las partes durante la breve vista oral desarrollada en el juzgado de lo penal el pasado viernes, último día en el que se celebraron juicios antes de que se decretara el estado de alarma y se suspendiera toda la actividad judicial, se estableció además que el acusado devuelva a la propietaria de la farmacia el dinero que se llevó. Estaba previsto que las dos empleadas que fueron víctimas de atraco declarasen sobre los hechos, al igual que varios agentes, pero no fue necesario.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cumplirá tres años de cárcel por asaltar una farmacia a punta de navaja y llevarse 1.885 euros