El pachismo ya no es lo que era, pero aún tiene fuerza

Una desbandada haría un agujero importante al partido en O Carballiño y en otras localidades


Ourense

Los dirigentes del PSOE fieles a Pachi Vázquez se reunirán entre hoy y mañana para decidir qué hacer tras la decisión del carballiñés de abandonar la militancia socialista. Tras el impacto inicial de la noticia, algunos de ellos hicieron declaraciones de apoyo a Vázquez que ya están teniendo consecuencias, señaladamente el relevo de Francisco Fraga como portavoz socialista en la Diputación. Después de aquellas primeras reacciones, los pachistas han optado por el silencio, pero la decisión tomada por la ejecutiva en relación a la portavocía provincial tendrá respuesta hoy. Fraga ha convocado a los medios de comunicación en la oficina del PSOE en la Diputación y allí valorará lo que sus defensores interpretan como la demostración de que Pachi Vázquez no se equivocó cuando denunciaba «purgas obsesivas» contra los suyos.

Será difícil reconducir esta situación porque los pachistas estarán o bien fuera del partido, o bien desactivados. Inmediatamente después de conocer la decisión del ex secretario general del PSdeG, el concejal carballiñés Adolfo Nogueira alertó de que no contar con el apoyo de Vázquez sería un hándicap importante para el partido en las municipales. Aunque forma parte de la ejecutiva de Gonzalo Caballero, el alcalde socialista, Francisco Fumega, se mantiene al margen de guerras internas, pero en su gobierno hay tres concejales (incluido Nogueira) claramente fieles a Vázquez.

O Carballiño, donde fue alcalde durante una década, es su principal feudo, pero una desbandada pachista provocaría también un agujero importante de militantes y dirigentes en otras localidades de la comarca e incluso en otras más lejanas como Castrelo de Val, Maceda o Vilardevós. En las primarias para elegir al secretario provincial del PSOE, Pachi Vázquez ganó en las mesas de esas localidades. En total, obtuvo 307 votos de los 1.088 emitidos, lo que supone un 28,21 %. Aunque hasta hace no muchos años el apoyo al carballiñés era casi unánime en la provincia, casi un tercio de la militancia seguía creyendo en él hace tan solo un año. Ha perdido apoyos, algunos muy significativos, y el pachismo ya no es lo que era, pero aún tiene fuerza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pachismo ya no es lo que era, pero aún tiene fuerza