El PP, sobre el Ourensanía: «O oneroso sería traer a todos os emigrantes»

La oposición rechaza el gasto de 70.000 euros en entregar el premio en América


ourense / la voz

La Diputación entregará su Premio Ourensanía de este año al Centro Partido de Carballiño de Buenos Aires y al Centro Orensano de Montevideo. El pleno de la institución provincial debatió ayer sobre este asunto y todos los grupos de la oposición criticaron la decisión de entregar el galardón en Argentina y Uruguay. Consideran excesivo el coste del viaje -licitado en 70.000 euros- pero el gobierno del Partido Popular defendió el desplazamiento: «O verdadeiramente oneroso sería traer a todos os emigrantes ourensáns en Buenos Aires e Montevideo».

Así culminó Manuel Doval, diputado responsable del área de Cultura, su argumentación en respuesta a la moción presentada por Democracia Ourensana para pedir la anulación de este premio. La entrega del Ourensanía en Argentina y Uruguay fue, según dijo, una petición expresa de las entidades galardonadas y el premio no es para sus juntas directivas sino para el conjunto del colectivo de emigrantes ourensanos en esos países. Por otra parte, Doval explicó que los músicos de la Real Banda de Gaitas -treinta de los 41 miembros de la comitiva que se desplazará a América- hacen todos los años un viaje internacional y este será el del 2018. «Teñen dereito a que dalgún xeito se lles compense o traballo de todo o ano», dijo el diputado de Cultura.

Manuel Doval acusó a la oposición de tener una visión «economicista» respecto a este asunto y señaló que la entrega en el extranjero es un hecho puntual, de modo que el próximo año el acto volverá a celebrarse en el Teatro Principal. Además, el diputado popular aprovechó para defender la «ourensanía» como concepto. «É un neoloxismo identificativo que para si quixeran as outras provincias galegas», dijo.

Las explicaciones de Doval no convencieron a la oposición, especialmente a Democracia Ourensana, el grupo que presentó la moción que reclamaba anular el galardón. Según su portavoz, Gonzalo Pérez Jácome, se trata de una «fricada». Ironizó, por otra parte, con el hecho de que sea «el primer premio itinerante de la historia». «Lo hace simplemente porque es un megalómano que le gusta jugar a ser ministro de Exteriores y anda haciéndose fotos con líderes mundiales», dijo en referencia al presidente provincial, José Manuel Baltar.

Francisco Fraga, portavoz del PSOE, hizo hincapié en su apoyo a las entidades premiadas, pero consideró el coste de la entrega del galardón en América como «excesivo» e «innecesario». El acto, según dijo, debería tener lugar en el Principal. Los socialistas presentaron una enmienda a la moción de DO para reclamar cambios en el galardón, pero fue rechazada. El portavoz del BNG, Ramiro Rodríguez, insistió en la idea de que se trata de «unha viaxe grotesca» y dijo que a Baltar «Ourense quédaselle pequeno; o seu reino non é deste mundo». Además, censuró que se prevea que las autoridades vayan a un hotel de cuatro estrellas y los músicos, a uno de dos.

El gobierno provincial niega credibilidad las críticas de los técnicos de obras

El pleno de la Diputación ourensana aprobó ayer su catálogo actualizado de carreteras. Este asunto dio la oportunidad a la oposición de recordar al gobierno provincial la existencia de un informe del jefe de Vías y Obras que denuncia las carencias del servicio. El diputado responsable de Cooperación, Pablo Pérez, dijo que las afirmaciones recogidas en ese documento «non se axustan á realidade». El catálogo fue aprobado con los votos a favor del PP y del PSOE. Por otra parte, en la sesión plenaria de ayer fue aprobada la modificación presupuestaria que permitirá destinar 200.000 euros de los fondos de la Diputación al centro de innovación empresarial que pondrá en marcha Afundación en la Finca Sevilla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El PP, sobre el Ourensanía: «O oneroso sería traer a todos os emigrantes»