Cuatro


Cuatro, eran cuatro. Hablo en este caso de la Tercera División del fútbol español, la que se convirtió en cota geodésica del balompié ourensano y que en la actualidad cuenta con cuatro representantes de nuestra provincia.

Va el torneo nacional por su séptima jornada en el grupo gallego y los integrantes del cuarteto se sueltan con un pleno de victorias que fue especialmente alentador para el Ourense CF, el equipo al que más le estaba costando transformar en resultados su trabajo diario. Tocó sufrir, como siempre en un torneo en el que casi todos los partidos se definen por detalles. Tópico en verdad, pero real como la vida misma. Y es que el equilibrio en esta Liga de modestos que se entrenan como profesionales es evidente.

Puede que sea el espaldarazo que necesitaban los de Fran Justo, para seguir los pasos de la UD Ourense y el Barco, formaciones encaramadas en el grupo de favoritos, superando incluso al profesionalizado Racing de Ferrol. Poco más se les puede pedir. El heredero cumple plazos y sigue avanzando. Algún día luchará por el ascenso, pero no hay prisas, está en fase de construcción y todo lo que puedan recoger será ganancia. En Valdeorras, es cierto que sueñan con una promoción pero tampoco se rasga nadie las vestiduras. Podemos hablar de un equipo asentado en la categoría y con licencia para ilusionarse.

Algo similar a lo que sucede en O Carballiño. El Arenteiro de Manel Vázquez crece año a año y afianzar Espiñedo como plaza de lujo del torneo ya tiene un mérito importante. Si además cumplen el objetivo con holgura, otro equipo más con billete para creer en nuevas gestas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro