O Carballiño tomará medidas para mejorar la seguridad de sus travesías

María Teresa Rodríguez Vázquez
maite rodríguez OURENSE / LA VOZ

O CARBALLIÑO

Santi M. Amil

El tramo urbano de la N-541 es el que presenta más conflictividad

30 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Las travesías -o tramos urbanos de carreteras- de las villas ourensanas no presentan, en líneas generales, grandes problemas de seguridad vial hoy en día. Aunque registran una gran afluencia de tráfico, la construcción de circunvalaciones ha reducido la intensidad media diaria al desviar la circulación no local. De los 190 accidentes con víctimas registrados en vías urbanas de la provincia de Ourense (datos del 2016 de la DGT), solo nueve correspondieron a travesías y los 181 restantes se dieron en calles que no tienen esta consideración, en las que hubo incluso tres víctimas mortales.

De las policías locales consultadas, solo en O Carballiño prevén que haya que tomar medidas en una travesía de cara a mejorar la seguridad vial. Es en la N-541 (Logroño-Pontevedra). «Na avenida 25 de Xullo hai que tomar medidas porque xa é unha estrada completamente urbana, densamente poboada e con moitos nenos. Non se pode tratar como unha estrada», avanza Adolfo Nogueira, el concejal de Seguridad carballiñés. Pero para hacer cambios en el vial tendrán que contar con el Ministerio de Fomento, titular de la vía.

Los puntos más conflictivos que detectan en O Carballiño en esta travesía se sitúan en el cruce con la rúa Otero Pedrayo. La intersección ya se mejoró, incide Nogueira, cuando esta calle se convirtió en vía de única dirección (sentido salida av. 25 Xullo a la altura del restaurante Fuchela). Sin embargo, las autoridades municipales consideran que habría que instalar un semáforo en ese cruce. En otra de las intersecciones de una de las calles que desembocan en esta travesía hubo a principios del verano pasado un accidente mortal, por una colisión entre una moto y un turismo.