ourense / la voz

La villa carballiñesa apura sus fiestas patronales. De hecho hoy se celebra el último día de las mismas, aunque el Setembro siempre tuvo en la romería de A Saleta -en Astureses, Boborás- el colofón a su programa anual.

Tras un fin de semana repleto de propuestas y con una apretada agenda de actividades, O Carballiño renovó ayer la devoción por el patrono de la localidad: san Cibrao.

La misa solemne y la procesión de la imagen del santo por las calles del centro de la villa estuvieron amenizadas por la Banda de Música do Carballiño y el obispo de Ourense, Leonardo Lemos Montanet, presidió los actos religiosos del día grande de las fiestas carballiñesas. Las charangas Doctor Anchoa y Castro Bello, la olimpiada de animación infantil a cargo de DJ Tibu y la verbena -con las orquestas La Fórmula y Los Satélites- protagonizaron las actividades del festivo local.

El programa para la jornada de hoy ofrece dos citas puntuales. Por la mañana habrá una nueva sesión de juegos populares en la plaza del Concello, de nuevo organizados por el colectivo Aspadisi. Será a partir de las 10.30 horas. En el mismo lugar, en este caso a las 21.30 horas, se ofrecerá un concierto con música de los años 60, 70 y 80.

Mañana se cerrará el programa festivo con la romería de A Saleta, que se celebra en Boborás, y el Día do neno en las atracciones de las Festas do Setembro.

Valcárcel cierra ciclo expositivo

Durante dos décadas el artista Juan Valcárcel ha sido uno de los atractivos de las fiestas patronales carballiñesas. Coincidiendo con las mismas organiza una exposición con sus obras, utilizando los escaparates de los comercios como espacio para mostrar su trabajo. Valcárcel Obelleiro ya ha anunciado que la del 2018 será su última muestra del Setembro. Las obras estarán expuestas hasta el día 30 de septiembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

O Carballiño renovó la tradicional devoción por san Cibrao