Los vecinos de la capital son los que menos utilizan los puntos limpios

Los ourensanos de entre 45 y 64 años son los que más usan este servicio de reciclaje

.

ourense / la voz

¿Qué hace usted para deshacerse de los muebles o electrodomésticos que ya no usa? La Voz de Galicia se ha interesado por la opinión de los ourensanos sobre este asunto y el barómetro elaborado por Sondaxe revela que el 77,1 % de los consultados acude a los puntos limpios de referencia para deshacerse de este tipo de mobiliario, además de otros materiales pesados. Pero no todos lo hacen en la misma medida. Los jóvenes, con edades comprendidas entre los 18 y 29 años, son los que menos acuden al punto limpio. Lo hace un 38,4 %. Un porcentaje que podría explicarse porque, en muchos casos, los ourensanos de esas edad siguen viviendo en casa de sus padres o bien en una vivienda de alquiler, de manera que la propiedad de este mobiliario no suele ser suya. El 38,4 % de los jóvenes no han acudido nunca a uno de esos espacios y un 18,8 % ni siquiera sabe de su existencia o donde se encuentran.

Los ourensanos de entre 45 y 64 años son los que en mayor medida usan este servicio. Lo hace el 93,1 % frente al 6,9 % que dice que no. Les siguen en porcentaje de uso los mayores de 65 años. La encuesta revela que un 79 % no tira directamente a la basura convencional los materiales pesados y un 15,9 %, afirma que nunca ha acudido a un punto limpio. El 5 % no contestó a la encuesta. Finalmente, un 72 % de los ourensanos de entre 30 y 44 años sí acude de manera habitual al punto de referencia para deshacerse de residuos voluminosos o peligrosos, frente al 24 % que afirma que no. En definitiva, el 77 % de los ourensanos sí suele acudir a los puntos limpios, el 18,1 % afirma que no y un 4,8 % no sabe o no contestó a la encuesta.

Por lugar de residencia, las cifras también son dispares. Llama la atención que los vecinos de la capital son los que menos utilizan este servicio de forma directa. Lo hace el 59,5 % de los encuestados por Sondaxe. En la capital existen dos puntos limpios ubicados en As Eiroás y en Santa Mariña, además del móvil que recorre los barrios de la capital todas las semanas. Además, hay que tener en cuenta que en la capital existe un servicio de recogida de este tipo de enseres que permite al vecino poder depositarlos un día concreto al lado del contenedor para su retirada, algo que podría explicar que el uso del punto limpio de manera directa sea menor.

Los ourensanos que viven en localidades de entre 10.000 y 20.000 habitantes, como Verín, O Barco y O Carballiño, son los que más usan estos espacios para deshacerse de muebles, electrodomésticos o materiales que no se pueden tirar a la basura directamente. Lo hace un 93 %, frente al 6 % que dice que no. Le siguen en uso del punto limpio los que residen en localidades de entre 5.000 y 10.000 vecinos, con un porcentaje del 82 % y muy cerca los de concellos con menos vecinos, que rozan en este caso el 81 %.

El 90 % de los ourensanos aseguran no haber recurrido nunca vertederos incontrolados

Los ourensanos afirman de forma abrumadora que nunca han depositado materiales en vertederos incontrolados. Lo dice el 90 % frente al 6,3 %, que confiesa que en alguna ocasión lo ha hecho y el 2,8 % que no contesta o no sabe. Por edad, los que tienen entre 45 y 64 años son los más cívicos, ya que el 96 % responde de forma negativa a la pregunta ¿Alguna vez ha depositado material de en algún vertedero incontrolado? Le van a la zaga los ourensanos mayores del 65 años, que en un 93 % afirman que nunca los usan, seguidos de los de entre 30 y 44 años y los menores de esas edad. Estos, los de entre 18 y 29 años, son los que, aunque no de manera mayoritaria, afirman haber llevado en alguna ocasión materiales a este tipo de vertederos. Aunque cada vez es menor el número, lo cierto es que no existe concello en Ourense en donde no haya algún punto incontrolado en el que algunos vecinos, bien por costumbre o por facilidad, acudan para tirar todo tipo de materiales, desde restos de obras a otro tipo de productos. Además de afear el paisaje se convierten en focos de contaminación que incluso pueden llegar hasta manantiales y pozos subterráneos afectando a las aguas. En caso de incendio pueden llegar a contaminar por el aire las zonas más cercanas.

Si se tiene en cuenta el sexo de los encuestados, las mujeres superan a los hombres cuando se habla descartar tirar material desechable a los vertederos incontrolado.

La encuesta revela que el 93 % no lo ha hecho nunca. Aunque en el caso de los hombres, el porcentaje es también importante: un 87,9 % niega esta práctica medioambientalmente censurable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los vecinos de la capital son los que menos utilizan los puntos limpios