Nace el primer consejo de cofradías y hermandades ourensanas

Los colectivos de fieles buscan dar más lucimiento y cohesión a la Semana Santa


ourense

Contribuir al mejor lucimiento de la Semana Santa ourensana para potenciarla tanto entre los ourensanos como entre los visitantes, mejorar la coordinación y la colaboración entre los grupos, compartir experiencias para aprender los unos de los otros y hacerse más presentes como laicos dentro de la vida de la Iglesia. Esos son algunos de los objetivos que se han marcado los asistentes al primer encuentro entre los grupos que habitualmente se encargan de mover los pasos en las procesiones de Semana Santa en el territorio provincial que cubre la Diócesis de Ourense. La cita fue hace apenas cuatro semanas y en ella echó a andar el que será la primera Junta General de Cofradías y Hermandades de Ourense. La entidad todavía está dando sus primeros pasos para cumplimentar los trámites que le darán cuerpo oficial. Entre otros requisitos, deberán fijar los estatutos que rijan su funcionamiento y la integración de los colectivos que, en muchos casos no tienen formato de cofradías o hermandades como tales, sino que son grupos de parroquianos voluntarios que esos días colaboran en el desarrollo de los actos. En los últimos años se han formalizado algunas, como la del Santo Cristo del Perdón, de Velle; la de la Veracruz en O Carballiño; o las del Nazareno y la Dolorosa en Xinzo. Algunas como la de Ribadavia, tiene estatutos aprobados desde mediados del pasado siglo y otras, como la del Santo Cristo son aún más veteranas.

 

«Creemos que es bueno que tengamos como grupo una vida propia»

Que la celebración de las manifestaciones religiosas propias de Semana Santa no tienen en Ourense el mismo tirón que en Andalucía o Castilla y León, es obvio; pero eso no quiere decir que no tenga tradición histórica. «Se remonta a la época medieval; la iniciaron los gremios de artesanos y comerciantes que había en la ciudad y se potenció en los siglos XIV y XV por la llegada de los franciscanos» señala Francisco Fontán, presidente de la cofradía de Velle y la cara visible al frente de esta primera junta de grupos ourensanos. «Todos hemos nacido por impulso de los párrocos, pero creemos que es bueno que tengamos una vida propia; coordinada con la parroquia, por supuesto, pero que nos permita organizar también otros actos a lo largo del año y tener una dinámica que no dependa de la mayor o menor disposición del párroco que esté en cada momento», señala Fontán. Entre los objetivos que se marcan está precisamente que esas personas voluntarias que ayudan a lo largo de la provincia cuando llegan estas fechas se animen a formalizar sus cofradías según las bases generales que están establecidas en la diócesis de Ourense.

Los promotores de la Junta General de Hermandades y Cofradías pretenden también potenciar la colaboración entre los grupos para lograr aumentar las citas que se establecen en el calendario, con más estaciones de penitencia a las que puedan asistir los fieles, siguiendo la estela del trabajo que se está desarrollando, por ejemplo, en O Carballiño donde su cofradía ha conseguido ir completando su programa de salidas y está convirtiendo a la villa en un referente. Para Fontán, acudir a una procesión bien organizada y preparada «en la que se transmite ese sentimiento que tenemos los cofrades, ayuda también al público a conectar con el mensaje».

Los penitentes procesionan a oscuras por Oímbra y en Cualedro sacan los faroles

Es Jueves Santo, así que la programación religiosa se intensifica en la provincia tras un miércoles con misa crismal en la catedral de Ourense y la procesión de los ferroviarios en O Barco de Valdeorras.

Dos signos del Jueves Santo

José Pérez Domínguez

De la cena de despedida, en ambiente pascual, que Jesús celebró con sus discípulos, nos han quedado dos grandes signos: la eucaristía y el lavatorio de los pies.

Identificándose con el pan partido y el vino compartido, Jesús anticipa el sentido de su muerte en la cruz, que es culminación de toda una vida de entrega por el bien de la humanidad en obediencia a la voluntad del Padre. Y nos deja un memorial perenne de su presencia para que, recibiéndole como alimento, podamos participar del fruto de su entrega y nos configuremos con él.

Seguir leyendo

A las nueve de la noche, en el santuario de As Ermitas (en el Concello de O Bolo) comenzará la procesión del Huerto; a la misma hora en que en A Xironda (Cualedro) tendrá lugar la procesión de los faroles. Son citas de gran espectacularidad, pero no más de la que ofrece la procesión de penitentes en Oímbra. Los devotos siguen el recorrido de la cruz apoyados en las rodillas y las manos mientras se rezan los salmos y oraciones y se van apagando las velas con las que se ilumina el templo.

A las diez se iniciará la procesión del silencio en O Barco de Valdeorras, y la de la adoración nocturna en Xinzo de Limia, y media hora más tarde saldrá la de la sentencia y la misericordia en O Carballiño (desde el asilo a la Veracruz).

En cuanto a la ciudad, a las cinco de la tarde tendrá lugar la celebración de Jueves Santo en la catedral de Ourense. Además, en Ribadavia tendrá lugar la procesión de los caladiños.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Nace el primer consejo de cofradías y hermandades ourensanas