La lluvia redibuja el paisaje

Las precipitaciones que comenzaron a mediados de diciembre han aliviado la falta de agua


ourense / la voz

La lluvia ha llegado con fuerza a la provincia y se nota. En la última semana se han registrado 46,4 litros por metro cuadrado. Pero no es necesario hablar de cifras y datos para darse cuenta del cambio, ya que la realidad es más que palpable. En algunos casos pasando de nada a algo. En la capital ourensana ayer seguían anegadas las termas públicas del paseo del Miño y el embalse de Cachamuíña empezó a abandonar la imagen desoladora de este verano. Los vecinos de Xinzo ya ven correr el Limia, aunque no a velocidad de crucero, y los de Viana respiran aliviados, sobre todo los agricultores y ganaderos. También empiezan a llenarse algunos manantiales hasta ahora secos. «Año que empieza lloviendo, acaba riendo», afirma un refrán popular. Habrá que esperar para saber si las precipitaciones de enero aliviarán los sinsabores de un año, el 2017, que pasará ya a la historia como uno de los más secos desde que se tienen registros. Todo apunta a que, por lo menos, seguirá lloviendo una semana más. Pero el mensaje sigue siendo el mismo: consumo responsable del agua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lluvia redibuja el paisaje