El Arenteiro regresó con suspense

Luis Manuel Rodríguez González
luis m. rodríguez OURENSE / LA VOZ

O CARBALLIÑO

Santi M. Amil

La histórica escuadra carballiñesa celebra por todo lo alto su gran temporada gracias a la gesta del Bouzas

26 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Un club que vio la luz en el ya lejano 1958 solo puede desprender esa solera de los buenos vinos y al Club Deportivo Arenteiro que se paseaba por la mítica Serie A de los años setenta o al mismo que ascendió a Tercera División en 1980 ya se le echaba de menos en la categoría nacional. Aquella etapa gloriosa de la entidad de O Carballiño, que tuvo su techo en la Segunda B, finalizó en 1994 y, desde entonces, a los de Espiñedo les ha tocado vivir una travesía en el desierto que ayer terminó del modo más curioso. Frente al televisor, cantando como si fueran suyos los goles del Rápido de Bouzas. La escuadra verde ha vuelto a levantarse más de dos décadas después.

«Este equipo lo merecía y el fútbol fue justo con nosotros ayer, con jugadores, técnicos, directiva y afición. Nos levantamos de dos tropiezos cuando estábamos casi ascendidos y, aún fuimos capaces de ganar un promoción», es el resumen vehemente pero diáfano de Manel Vázquez, el entrenador que le dio el golpe de timón necesario a una plantilla que parece apuntar en su bloc de notas la doctrina del «nunca dejes de creer» del más acérrimo «cholismo».

Porque la campaña del Arenteiro es digna de análisis. Treinta y cuatro jornadas en posición de ascenso directo bien valían un éxito que la mayoría de aspirantes con 76 puntos habían logrado en los años precedentes. Aún así, el esprint final del Ourense CF les arrebató a los carballiñeses el caramelo de la boca y le quitó a su estadio el cartelito de plaza de Tercera División, pese que a sus altas afluencias jornada a jornada así lo reclamaban.