El legado de la proximidad

El hijo del alcalde de Maside es concejal del gobierno local de O Carballiño


ourense / la voz

Ambos recuerdan con exactitud el momento y el lugar. Era el año 1995 y Celso Fernández se había presentado por primera vez a la alcaldía de Maside. El día de las elecciones, su hijo, Diego Fernández, le preguntó por el resultado y, al saber que había perdido, se echó a llorar. Con el tiempo Celso logró el objetivo de ser alcalde y Diego, ahora ya un adulto, es concejal del gobierno municipal de O Carballiño.

Al padre le hace ilusión que su hijo siga de algún modo sus pasos, aunque con matices porque la política, según dice, es «gratificante», pero también muy absorbente. «A miña muller lévao bastante peor porque os que nos dedicamos a isto estamos menos tempo na casa e ela non está moi conforme», dice Celso. Su hijo, sin embargo, cree que implicarse de manera activa en la actividad pública era un paso natural para él. Según dice, los primeros años de su padre en la oposición fueron «moi duros, con ataques persoais, tanto a el como a nós e ao noso entorno». Como respuesta, la familia hizo piña: «Sénteste parte dun proxecto. Estabamos todos á unha».

Quizás lo más fácil para Diego habría sido ser concejal en Maside, para así colocarse en la pole position de la parrilla de salida para acabar sucediendo a su padre en la alcaldía. Eso «non está nos meus plans», dice Diego. Es edil en O Carballiño, que es donde tiene su residencia y donde siempre hizo vida. «Paco Fumega confiou en min para participar neste proxecto e estou moi contento», dice el concejal, que se encarga de las áreas de Cultura, Educación, Xuventude e Normalización Lingüística.

Cercanía

Según afirma, de su padre lo que ha aprendido para la actividad política es la cercanía: «Ao Concello véñenche a pedir ata que animes a o fillo a seguir estudando. E nós botamos unha mao no que podemos». Celso también está orgulloso de Diego. Dice que a veces tienen puntos de vista distintos. «Pero sempre acabo cedendo eu. E iso que a un pai non sempre lle gusta dar o brazo a torcer. Pero el ten outra formación e ve as cousas con moi bo criterio», dice el alcalde.

En lo que ambos están claramente de acuerdo es en el asunto de más rabiosa actualidad en su partido, la elección del nuevo secretario general del PSOE. Ambos apuestan por Pedro Sánchez para ese cargo y para ambos no ha sido una decisión fácil. Celso Fernández llegó a la cumbre de su carrera política (la delegación de la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia) de la mano de Pachi Vázquez, que respalda a Susana Díaz. Y Diego Fernández es concejal en O Carballiño, donde Pachi, exalcalde, tiene aún un peso decisivo. De hecho, él es el único edil que se ha posicionado claramente por Sánchez y no por Díaz. «Entre os aspirantes que hai é quen mellor pode facer o traballo que hai que facer. En todo caso, pase o que pase, saia quen saia, todos temos que asumilo e traballar con el», dice.

Diego dice que desde pequeño se sintió parte del proyecto político de su padre

«Sempre acabo cedendo eu», dice Celso sobre las discusiones políticas con su hijo

De Franqueira a Pachi Vázquez pasando por Miguel Ángel Revilla

Durante la conversación con el alcalde de Maside y su hijo, Celso Fernández cita tres nombres como referentes políticos. Del primero que habla es de Eulogio Gómez Franqueira, con el que su padre colaboró políticamente en UCD y Coalición Galega. Del histórico político ourensano dice que «moita xente evitou ou incluso retornou da emigración grazas a el». De Franqueira dice que «o seu si que era ourensanía». Más tarde, cuando habla de los valores que quiso transmitirle a su hijo en política, Celso Fernández se refiere a Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria. «É un exemplo porque fala con todo o mundo. A soberbia é unha malísima compañeira para a clase política», dice el alcalde. Finalmente, al recordar su época como delegado de la Consellería de Medio Ambiente, Celso Fernández recuerda que entonces su jefe era Pachi Vázquez. «Foi o mellor conselleiro que houbo naquel goberno. Era listo, agudo. E tamén foi o mellor alcalde que tivo O Carballiño», apunta el regidor. Sin embargo, él ahora ha seguido un camino orgánico diferente al de Vázquez al reclamar cambios en la cúpula provincial del PSOE, que se mantiene fiel al carballiñés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El legado de la proximidad