El legado de la proximidad

Miguel Ascón Belver
miguel ascón OURENSE / LA VOZ

O CARBALLIÑO

Santi M. Amil

El hijo del alcalde de Maside es concejal del gobierno local de O Carballiño

01 may 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Ambos recuerdan con exactitud el momento y el lugar. Era el año 1995 y Celso Fernández se había presentado por primera vez a la alcaldía de Maside. El día de las elecciones, su hijo, Diego Fernández, le preguntó por el resultado y, al saber que había perdido, se echó a llorar. Con el tiempo Celso logró el objetivo de ser alcalde y Diego, ahora ya un adulto, es concejal del gobierno municipal de O Carballiño.

Al padre le hace ilusión que su hijo siga de algún modo sus pasos, aunque con matices porque la política, según dice, es «gratificante», pero también muy absorbente. «A miña muller lévao bastante peor porque os que nos dedicamos a isto estamos menos tempo na casa e ela non está moi conforme», dice Celso. Su hijo, sin embargo, cree que implicarse de manera activa en la actividad pública era un paso natural para él. Según dice, los primeros años de su padre en la oposición fueron «moi duros, con ataques persoais, tanto a el como a nós e ao noso entorno». Como respuesta, la familia hizo piña: «Sénteste parte dun proxecto. Estabamos todos á unha».

Quizás lo más fácil para Diego habría sido ser concejal en Maside, para así colocarse en la pole position de la parrilla de salida para acabar sucediendo a su padre en la alcaldía. Eso «non está nos meus plans», dice Diego. Es edil en O Carballiño, que es donde tiene su residencia y donde siempre hizo vida. «Paco Fumega confiou en min para participar neste proxecto e estou moi contento», dice el concejal, que se encarga de las áreas de Cultura, Educación, Xuventude e Normalización Lingüística.