En busca del billete para los Juegos

El atleta paralímpico José Manuel Prado necesita un patrocinador que le permita sufragar su estancia en el CAR de Barcelona, donde se entrena para las paraolimpiadas de Río de Janeiro


José Manuel Prado fue seis veces campeón nacional de boccia y participó en los Juegos Paralímpicos de Londres. Este carballiñés se trasladó en septiembre a Barcelona para poder entrenarse a alto nivel, pero allí se encontró que los gastos eran el doble de los previstos. Por ello busca un patrocinador y lo cuenta en La Voz.

Soy José Manuel Prado Prado, tengo parálisis cerebral y desde 1997 practico boccia, deporte con el que he sido seis veces campeón de España, además de haber participado con la selección en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012.

Desde hace un par de meses resido en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Barcelona, adonde me tuve que trasladar para poder seguir entrenando y compitiendo para poder acudir a los juegos de Río de Janeiro. Para estar en el CAR conseguí una beca del Consejo Superior de Deportes que me cubre el 80 % de la estancia y el 20 % restante lo tengo que pagar yo.

El problema que me encontrado es que me piden el doble de dinero de lo que inicialmente habían dicho. De tres mil euros pasan a seis mil que tengo que poner yo. A ello tengo que sumar los 300 euros que pago a una chica por ayudarme una hora al día. Aquí en Galicia tengo la Ley de Dependencia pero en Cataluña no. Al mes tengo 1.200 euros de gastos. Si voy sumando es una barbaridad. Por eso, estoy buscando un patrocinador para financiar estos gastos ya que tengo que seguir en el CAR si quiero entrenarme.

Empresas carballiñesas omo el Grupo Cer&Ber, Hotel Arenteiro y Taller Josuma me ayudan pero no llega para cubrir el año. Aquí me entrenaba yo solo con un chico en un pabellón de O Carballiño y tenía que ir a competir a Madrid porque aquí ya no hay liga, aunque fue la mejor de España. Estar en el CAR es importante para seguir mejorando y poder competir. Allí se entrenan la mayoría de jugadores de la selección.

Empecé a practicar boccia en 1997 con Aixiña. Tenía 21 años, ahora 41. En el 2013 me tuve que ir a Madrid para competir. Iba conduciendo y volvía al día siguiente. Fue un problema cuando no me dejaban sacar el carné de conducir por el psicotécnico. Cuando me vieron llegar me dijeron ¡adonde vas! Pero me vieron conducir un coche de verdad y que podía hacerlo y saqué el carné a la primera. Siempre me gustaron los coches y desde hace 25 años tengo una colección de miniaturas a escala. Me gustaría dedicarme a comprar y vender coches de verdad.

En ir a Madrid me gasté mucho dinero, pero en todos estos años compitiendo nunca pedí nada, hasta ahora. Lo hago porque siempre me gustó la competición y como no puedo jugar al fútbol me metí a esto. Compito en BC1, la categoría para los que tenemos menos control. En Barcelona, cada mañana me levanto y voy al gimnasio a hacer ejercicio. No puedo coger peso, pero sí trabajo con máquinas de resistencia, bicicleta o hago abdominales o flexiones. Por la tarde hacemos entrenamiento específico de boccia. Entreno más que nunca, doce horas a la semana. Cuando no entreno, me aburro.

En el CAR hay muchos deportistas. El problema es que yo allí soy el abuelo. De hecho cuando acabe la próxima olimpiada, lo dejaré. Llevo muchos años y quiero hacer otras cosas, como escribir un libro. En O Carballiño vivo solo aunque me ayuda una chica. Siempre me gustó la independencia por eso me fui a Barcelona. En el CAR soy el deportista con más discapacidad. Se preguntaban ¿qué deporte hará? Es gente joven que va a lo suyo pero poco a poco me los voy ganando. Y los trabajadores de allí me tratan como un rey.

A la parálisis te acostumbras, aunque cualquier tontería te supone un esfuerzo. Pero es lo que hay. Hay gente que prefiere no moverse. Yo no, aunque me lleve algo de tiempo. De pequeño tenía que ir a gatas, me operaron con 14 años, empecé a andar y a mejorar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

En busca del billete para los Juegos