Desiste de un atraco en un bar al recibir una patada de la camarera

Al implicado, que fue detenido por la Guardia Civil, se le atribuye otro robo cometido cinco minutos después en un local de O Carballiño


Ourense

En el centro médico de O Carballiño fue localizado y apresado ayer, sobre las ocho de la mañana, el presunto autor de un atraco frustrado y un robo cometido horas antes en la misma villa. Buscaba transporte gratuito para regresar a la ciudad y le salió mal la jugada. José V. F. , un vecino de Padrenda de 46 años que en las últimas semanas ha tenido varios encuentros con las fuerzas de seguridad como supuesto responsable de distintos hechos delictivos, añadió una nueva detención a su historial. Se le relaciona con distintos robos, en alguno de los casos con intimidación y también empleo de armas blancas. La reiteración de estos hechos probablemente pese cuando el ministerio fiscal y el juez de guardia determinen si sigue en libertad y va a la cárcel. Salvo imprevistos, pasará hoy a disposición judicial.

Son dos episodios los que la Guardia Civil atribuye a este detenido durante la última media hora del jueves, antes de la medianoche. El resultado fue muy desigual. En ambos casos se movió utilizando un coche sustraído en O Carballiño el miércoles de esta semana, con el que también se desplazaría días pasados, según la reconstrucción de movimientos, hasta el centro comercial Carrefour, donde sustrajo una Tablet. Con esa sucesión de hechos, se le atribuye un robo con fuerza, una tentativa de robo, un hurto de uso de vehículo y un hurto más.

Inesperada reacción

Deja en esta ocasión el detenido una huida sin botín alguno, sorprendido por la reacción de la empleada de un bar, que le propinó una patada cuando la amenazó para que le diera el dinero. La reacción de la trabajadora fue suficiente para desanimarlo. Se había presentado el ladrón sobre las once y media de la noche del viernes. Se presentó armado con un cuchillo, que esgrimió de forma intimidatoria. No esperaba, seguramente, la reacción de la empleada del bar Esfinxe, en la avenida del balneario. Había más gente en el local, por lo que el atracador desistió sin más de su objetivo y abandonó el lugar con celeridad.

No renunció, sin embargo, a la obtención de algún beneficio durante esa misma noche. No se dejó arredrar por el movimiento de público en las calles, al coincidir con las jornadas y actividades previas a la festa do pulpo que se celebra este domingo.

La caja registradora

Solo cinco minutos después se presentó en el bar Estación, en la misma villa de O Carballiño, donde sin excesivos miramientos se apropió de la caja registradora. Las pistas ofrecidas por el dueño de este segundo local y el trabajo de la Guardia Civil, que estableció el correspondiente dispositivo tan pronto tuvo conocimiento de las andanzas del asaltante, propiciaron su posterior localización y detención, cuando, horas después, maniobraba para intentar regresar a la capital. No le salió bien la jugada que intentó.

Se había quedado sin coche, pues lo había localizado la Policía Local de O Carballiño, que lo retiró de la circulación, con lo cual se quedaba sin el medio de transporte con el que había acudido hasta la villa y con el que se había podido mover con relativa comodidad durante dos días.

Intentó regresar en ambulancia desde O Carballiño a Ourense alegando que se encontraba mal

Tiene experiencia el detenido a la hora de buscar alternativas y solventar situaciones inesperadas. Durante la madrugada del viernes se quedó sin el coche que supuestamente había sustraído esta misma semana. La contratación de un taxi seguramente no figura entre sus prioridades. Tampoco, por las razones que fuere, consideraría la posibilidad de sustraer otro vehículo. Acudió al centro de salud de O Carballiño. Dijo que se encontraba enfermo y requirió un urgente traslado a Ourense en ambulancia. La petición no era muy razonable, por lo que desde el punto médico advirtieron a la Guardia Civil de la situación. Las sospechas de los sanitarios se vieron confirmadas cuando los agentes acudieron hasta el lugar e identificaron al sospechoso. Lo llevaron detenido. No solo como presunto autor de acciones anteriores sino por los dos robos, uno de ello frustrado, cometidos horas antes en sendos establecimientos de la villa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Desiste de un atraco en un bar al recibir una patada de la camarera