El comité clínico decidió mantener el cierre perimetral y de hostelería en once concellos de la provincia

La evolución de Ourense en el último mes: del pico de la segunda ola a la mitad de casos

El sector de hostelería volvió a manifestarse en la praza Maior de Ourense
El sector de hostelería volvió a manifestarse en la praza Maior de Ourense

o barco / la voz

El balance del 17 de octubre marcó pico en la segunda ola (y en total, en el global de la pandemia) en el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras. Había 1.610 personas infectadas, el número más alto que se registró en un solo día. El balance del 17 de noviembre reduce esa cifra a 781 pacientes. Llega después de varios meses de restricciones específicas en la provincia. Primero con la imposibilidad de reunirse con no convivientes, después con la prohibición de consumir en barra, más tarde con los cierres perimetrales y finalmente con la obligación a la hostelería de bajar la persiana salvo para ofrecer comida y bebida para llevar o servicio a domicilio. Duras medidas que han conseguido doblegar la curva hasta la situación actual, que supone retrotraer las cifras a niveles del 30 de septiembre. Ese día había 765 casos activos (799 al siguiente), en un escenario de subida continua y con la curva disparada. De hecho en 16 días se llegó al pico, lo que supone casi la mitad de tiempo de lo que ha costado revertir la situación. El comité clínico ha decidido mantener el cierre perimetral y la hostelería cerrada de Ourense, Coles, Toén, O Pereiro, San Cibrao, Amoeiro y Barbadás, y también de Ribadavia, Verín y Xinzo. Se libra de momento de restricciones específicas A Rúa de Valdeorras, donde el comité mantiene su «vixianza especial».

Por ayuntamientos, solo Xinzo se mantiene en nivel 3 de alerta en toda la provincia, por seguir sumando más de 21 casos en los últimos siete días. Actualmente son 78 los vecinos infectados, lo que sitúa a la capital de A Limia solo por detrás de la ciudad de Ourense en número de personas contagiadas. En As Burgas hay 251 personas pasando el coronavirus, lo que supone un nuevo día de bajada de casos activos. Desde el martes 10, la ciudad se mantiene el nivel 2 de alerta, situación que comparte con Ribadavia, donde se mantiene en 58 el número de contagiados. En nivel 1 está San Cibrao das Viñas y Barbadás, con casos; y O Barco de Valdeorras, que desde el día 7 está libre de restricciones específicas.

También baja la presión asistencial hospitalaria

En la comparativa entre el pico de la segunda ola y ahora en lo que se refiere a la presión asistencial hospitalaria, no hay esas buenas cifras. Aunque es cierto que se reduce el número de pacientes ingresados debido al covid-19, la presión asistencial sigue siendo importante en la provincia. Hay 82 personas ingresadas en planta: 67 no CHUO, 9 en el comarcal de Valdeorras y 6 en el de Verín. Además, hay 10 personas en la unidad de cuidados intensivos del CHUO (dos menos que ayer). Hace un mes eran 89 las personas en planta y 12 en la uci. En este tiempo, el máximo de ingresados fue de 109 en planta y 20 en la uci.

En el camino han fallecido 79 personas. El 17 de septiembre se contabilizaban 193 víctimas de la pandemia. Ahora son 272. La letalidad del covid ya supera a la primera ola. Hasta agosto, que fue cuando comenzó la segunda embestida de la pandemia (con el inicio de los brotes provocados por el fin de las restricciones de movilidad), habían muerto con coronavirus 132 ourensanos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El comité clínico decidió mantener el cierre perimetral y de hostelería en once concellos de la provincia