El área sanitaria realiza más de 230 PCR al día para detectar contagios

Las pruebas se hacen en los AutoCov de los hospitales y a domicilio

En los últimos días se hacen la prueba una media de 300 personas por jornada
En los últimos días se hacen la prueba una media de 300 personas por jornada

o barco / la voz

Cada día, en el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras más de 230 personas son sometidas a una PCR (por sus siglas en inglés: «Reacción en Cadena de Polimerasa») para detectar si tienen coronavirus. Es la media que se viene produciendo a diario desde que el 8 de marzo se confirmase el primer caso en la provincia -el de una docente de Salesianos- aunque en las jornadas más próximas a este domingo la cantidad se ha ido incrementando, provocado por la detección de brotes en los que el primer positivo tuvo un elevado número de contactos directos en los días previos a dar síntomas de covid y a los que es preciso hacer la PCR. El martes se hicieron 321 pruebas, cifra que subió hasta los 334 el miércoles, coincidiendo con la aparición de un brote en Vilamarín. Los contagios se habrían producido el fin de semana anterior durante la celebración de un bautizo. El jueves más de 80 personas que habían estado en un bar de copas en A Rúa de Valdeorras fueron llamados para una prueba después de dar positivo una joven.

Desde el inicio de la pandemia se han hecho 40.257 pruebas para detectar casos de coronavirus, de los que 2.246 dieron positivo. Eso significa que el 94,5 % que fueron tratados como posibles sospechosos no se contagiaron. En muchos casos -sobre todo en la primera ola de la pandemia- esas pruebas se corresponden con personas que tenían síntomas que podían ser compatibles con el coronavirus (pero que finalmente no tenían covid-19), aunque en abril también hubo un repunte de pruebas entre sanitarios de la provincia tras conocerse que habían estado usando mascarillas que vendían como FPP2 pero no ofrecían la protección esperada. En este caso, eran todas personas asintomáticas. En las últimas semanas, tras el inicio de la segunda oleada de la pandemia, la mayoría de las PCR que se están haciendo se corresponden con los rastreos puestos en marcha cada vez que se detecta un nuevo positivo. Para evitar que la enfermedad se propague, se pide a la persona contagiada que haga un listado de todos sus contactos directos, a los que se les llama para hacer la prueba.

¿Y dónde se hacen? Las PCR se llevan a cabo en los puntos AutoCov que están instalados en los exteriores de los hospitales de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras. Además, el Sergas ha creado un equipo móvil que se desplaza a domicilio en aquellos casos en los que las personas no tienen vehículo propio para poder ir hasta el punto Autocov (donde les hacen las pruebas sin bajarse del coche), o porque su movilidad es reducida. No puede hacerse la prueba quienquiera, sino que debe tener una cita previa, bien porque lo hayan llamado desde el equipo de rastreadores por haber estado en contacto con un positivo o bien porque la persona tiene síntomas y ha llamado al número de teléfono 900 400 116. También pueden pedir una PCR los médicos de cabecera.

Además, desde el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras se realizan PCR a todas las personas que llegan a urgencias y que precisan hospitalización; así como a las embarazadas que van a parir o a las personas que ingresan para ser operadas.

Un trabajador de una residencia de discapacitados en Arrabaldo da positivo

De acuerdo con el parte que cada jornada remita la Consellería de Política Social, la provincia de Ourense registró un nuevo caso de covid-19 vinculado a las residencias. En este caso, se trata de un trabajador del centro de personas con discapacidad As Flores, ubicado en Santa Cruz de Arrabaldo, y que pertenece a la Fundación San Rosendo. Este positivo se suma al de otro trabajador de la residencia Domus Vi de Barra de Miño (Coles).

Se trata, por tanto, del segundo caso asociado a los centros de mayores o personas con discapacidad en la provincia de Ourense desde el inicio de los brotes tras el confinamiento.

Mañana arranca la vendimia con pruebas rápidas y estrictas medidas de protección

Mañana arranca la vendimia en la provincia de Ourense, que este año viene marcada por las estrictas medidas de vigilancia y seguridad que ha marcado la Xunta. El protocolo al que tendrán que acogerse las bodegas se centra en tres líneas de actuación: vigilancia, prevención y control de la infección. La medida más llamativa ya la anunció Feijoo a mediados de semana y pasa por realizar un cribado con test rápidos a los temporeros. Para ello, las bodegas deberán remitir un listado de las personas contratadas para que realicen la prueba en el hospital de referencia para cada bodega. En lo que se refiere a la prevención, se deberá informar de cualquier síntoma y los temporeros tendrán que cumplir con las medidas de protección personal, como la distancia de seguridad, la higiene de manos o el uso de mascarillas. El protocolo también recoge que deben de extremarse las medidas de limpieza, desinfección y ventilación de todos los locales y maquinaria.

La tercera vía de actuación tiene que ver con que la vendimia mueve cada año a miles de trabajadores en la provincia de Ourense, muchos de los cuales van cambiando de bodega a medida que unas van cerrando la recogida de uva y abren otras. Hay mucha movilidad y mucho cambio de compañeros de trabajo (incluso de un día para otro), situación que preocupa al producirse en un contexto de brotes continuos y una escalada importante en el número de casos activos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El área sanitaria realiza más de 230 PCR al día para detectar contagios