Un barquense que sueña con diseñar una iglesia

Iván Cotado nació hace 39 años en O Barco y apuesta por el interiorismo estratégico


A Coruña

Es de los nacidos en el ochenta. Está soltero y no tiene hijos. «Estoy casado con mi profesión. Mi trabajo me ha llevado a perderme muchas cosas, como fiestas, cumpleaños o parejas», comenta Iván Fernández Cotado. Noto que se siente más a gusto hablando de sus proyectos que de su vida privada. Es la cabeza visible de un estudio de diseño de interiores que lleva su nombre, pero que gestiona con su hermano Orlando. Me habla de interiorismo estratégico y hace esfuerzos para intentar que entienda el concepto. «Es algo que no existía, nos lo inventamos, desarrollamos y registramos. Nos formamos en el márketing para lograr diseñar con fines comerciales. El interiorismo, como herramienta para alcanzar un objetivo comercial. Tiene que ayudar a comunicar una marca. Diseñamos con atributos marketinianos». Es oriundo de O Barco de Valdeorras. «Nuestros abuelos tenían un pequeño hotel, y mis padres, una sastrería. Hacíamos los deberes en el probador», recuerda. Utiliza la profesión paterna para explicar la diferencia entre casa y hogar. «Una casa es algo estandarizado y el hogar representa la personalización. El hogar es un traje a medida, y la casa, como uno de Inditex. Y, como soy hijo de sastre, mis proyectos son a medida», destaca. A los 18 años se vino a la orilla del mar para estudiar Diseño de Interiores en la Escuela de Arquitectura de A Coruña.

Me habla de clientes en distintos puntos de Galicia y de España. «Descartamos más de los que hacemos, o bien por falta de medios para llevarlos a cabo o porque pensamos que son un error. Nosotros también hemos cometido errores. La única forma de no equivocarse es copiar lo hecho. Cuando inventas hay que asumir riesgos», analiza Iván, que tiene claro el nivel del sector en Galicia. «Lo que sucede es que confundimos la humildad con quedarse en casa y no hacer nada. En Galicia somos negados en márketing», sentencia. Dice que su sueño sería «diseñar una iglesia. Soy ateo convencido, pero no he encontrado una construcción en la que haya tanto vínculo entre el humano y la arquitectura», destaca. Los jueves intenta no perderse el partido con un grupo de amigos en Calasancias y le gusta conocer buenos restaurantes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un barquense que sueña con diseñar una iglesia