Tres rehabilitaciones libran al casco viejo de O Barco de casas en ruinas

Los edificios de La Favorita, Telégrafos y Casa Barquero están en obras

La Favorita (en primer término) y Telégrafos (a la izquierda de la imagen) están siendo rehabilitadas
La Favorita (en primer término) y Telégrafos (a la izquierda de la imagen) están siendo rehabilitadas

o barco / la voz

Antes de que la numeración llegase al callejero, las casas tenían nombre. Y no había carta que se perdiera. Todos los vecinos se conocían, así que era fácil localizar al destinatario. Y, en algunos casos, los nombres no se han perdido. Es el caso del casco viejo de O Barco, «que está moviéndose», como lo define el alcalde, Alfredo García, en referencia a las viviendas que hay en rehabilitación ahora mismo: La Favorita, el antiguo Telégrafos y la Casa Barquero.

Después de años vallada para evitar la caída de cascotes a la calzada, La Favorita está en obras. La que antaño fue una fábrica de calzados llevaba mucho tiempo deshabitada y estaba pendiente de una reforma integral que, por fin, ha comenzado a ejecutarse. Los operarios trabajan en el desescombro del interior. De momento se trata de un proyecto privado como vivienda particular, aunque García especula con que podría acabar siendo un edificio destinado a hotel o restaurante. O también apartamentos. Descarta casi por completo que se destine a una única vivienda particular, por la cantidad de metros que tienen. «Pero yo creo que todavía no tienen muy claro qué hacer», resalta el regidor. Con una amplia fachada en la calle Real (la arteria principal del casco vello) cuenta con unas impresionantes vistas sobre el río Sil en toda su parte trasera.

La Casa Barquero, a la izquierda; y Telégrafos, a la derecha, están siendo rehabilitadas
La Casa Barquero, a la izquierda; y Telégrafos, a la derecha, están siendo rehabilitadas

No muy lejos, también está en marcha la rehabilitación de la casa donde está antiguamente Telégrafos (y que hasta no hace muchos años albergó un club de alterne). Está justo a la entrada de la calle Real, entrando desde la praza Maior. Cuando estas obras estén rematadas, todos los edificios del tramo que va desde Telégrafos a la pasarela peatonal a Viloira serán habitables.

Y hay más. Del otro lado de la calle está siendo rehabilitada también la casa Barquero, situada enfrente del antiguo Porto da Barca, en el que se cogía la lancha con la que se cruzaba el río Sil para llegar hasta Viloira.

El edificio del antiguo Casino en la praza Maior lleva más de una década buscando comprador
El edificio del antiguo Casino en la praza Maior lleva más de una década buscando comprador

Con las tres rehabilitaciones en marcha, ya no quedan construcciones en ruinas en las calles Real y San Roque (aunque hay varias viviendas deshabitadas que necesitarían una importante reforma para poder volver a ser habitables). La que todavía espera una oportunidad, en este caso en forma de venta, es la sede del antiguo Casino, un impresionante edificio de tres plantas de fachada roja en plena Praza Maior. Lleva más de una década a la venta, pero no ha habido comprador que se hiciera con ella. «Cuando se podía vender, el precio era muy elevado; y ahora es una ruina», resalta García, que explica que, además, esa casa tiene una orden de protección integral en el plan especial del casco vello. Eso supone que en cualquier rehabilitación no solo se tiene que respetar la fachada, sino que también es necesario conservar el interior, con grandes escaleras y suelos de madera.

Es la que tiene una consideración más estricta, aunque todas las viviendas de la zona vieja tienen una ficha individual que recoge las obras que se pueden llevar a cabo, y las que no es posible ejecutar.

En el casco viejo hay varias casas que han sido rehabilitadas en los últimos años
En el casco viejo hay varias casas que han sido rehabilitadas en los últimos años

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres rehabilitaciones libran al casco viejo de O Barco de casas en ruinas