«Todavía queda lo fuerte, la venta por ventanilla es siempre en los últimos días»

La administración de Lotería Patricia de O Barco es un negocio con historia


o barco / la voz

La administración de Lotería Patricia de O Barco es un negocio con historia. Lleva más de 40 años repartiendo suerte, con numerosos premios en su haber, así que la cola de clientes estos días es habitual. Y aún así, Alicia Alonso, empleada del establecimiento, dice que las ventas están yendo más flojas que otros años. Habla con la experiencia de llevar más de doce años en el negocio, lo que se traduce en otras tantas Navidades. Y aún así, con ese ritmo lento en las compras, es la administración que más décimos ha pedido para el sorteo del día 22 en toda la provincia. «Somos la única administración de Lotería que hay desde Monforte hasta Ponferrada», indica. Aún así, saben que mucha gente trae la Lotería de fuera, no solo de otras provincias gallegas, sino de Madrid o Barcelona.

Venden por ventanilla, pero también son el lugar elegido por muchos bares para surtirse de boletos que vender a sus clientes, así como de asociaciones, empresas y colegios, que también reparten en estas fechas. «Hoy [por ayer] está siendo un día muy normal para haber tenido cerrado el festivo», reconocía la lotera, que aseguraba contar con más clientela de la que vio. Aún así, reconocía que «todavía queda lo fuerte, la venta por ventanilla a gente de aquí es siempre en los últimos días; que la gente viene a por los números que quedan».

Sobre la tendencia de este año, los valdeorreses quieren el 13. «Todo el mundo pide ese número, porque es el que salió el año pasado», explica Alonso, que dice que aunque hay quien pide un número en concreto y entonces lo lleva de máquina (si está disponible), la gente en general prefiere llevarse un décimo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Todavía queda lo fuerte, la venta por ventanilla es siempre en los últimos días»