Sin enmienda en el Pazo


Los políticos son, en general, muy proclives a aplicar aquello del «sostenella y no enmendalla». Un ejemplo es el comunicado difundido ayer por el Partido Popular para anunciar que volverán a llevar a pleno la reprobación del alcalde de O Barco, el socialista Alfredo García.

Todo comenzó en agosto del año 2017, cuando todos los grupos de la oposición forzaron una sesión extraordinaria para reclamar que la Diputación ourensana ponga en marcha un plan único para repartir los fondos a los concellos con criterios objetivos y no en función de afinidades partidistas, como aseguran que ocurre en la actualidad. El gobierno popular, en lugar de debatir este asunto, cambió la propuesta de acuerdo de la oposición por otra muy diferente, la reprobación de Alfredo García. Al barquense lo acusan de valerse de su cargo como presidente de la Fegamp (Federación Galega de Municipios e Provincias) para convocar una reunión de alcaldes y presionar por ese reparto objetivo del dinero público.

El secretario de la Diputación, Francisco Cacharro, que no es precisamente sospechoso de ser socialista, concluyó que esa maniobra del PP era nula de pleno derecho, pero los populares se negaron a dar marcha atrás. El caso ha acabado en el Juzgado y este lunes todos los implicados tuvieron que pasar ante el juez para explicar su versión de los hechos. Pese a todo, el gobierno provincial anunció ayer que presentará una nueva propuesta de reprobación contra Alfredo García que se debatirá en el próximo pleno. Esa es, por lo visto, una prioridad para ellos. Lo dicho, sostenella y no enmendalla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sin enmienda en el Pazo