De la arena gaditana a goleador de gatillo fácil en Valdeorras

Juanito Bazo llegó a Calabagueiros desde el Coruxo con la tarjeta de visita de su habilidad en el fútbol playa


ourense / la voz

Pedro Juan Bazo Romero (El Puerto de Santa María, 1994) llegó a O Barco con pocas referencias para la afición local, que hoy ya le ovaciona. Y no es para menos, porque por mucho que vivamos en una sociedad globalizada, el balompié andaluz no es demasiado conocido en Valdeorras. Aún así, tirando del hilo, salen respuestas al por qué.

«Gustavo Falqué -presidente del Coruxo- me vio en el Campeonato de España de fútbol playa, en el que mi equipo jugaba como local. Allí terminamos quintos del país y él, que ya sabía de mi trayectoria en Tercera y Segunda B, comenzó a seguirme, así que al ver que estaba marcando goles en el Espeleño, me ficharon para la segunda vuelta», relata el propio Juanito, que en O Vao comenzó a saber del interés que despertó en el club barquense: «Ya estábamos terminando la temporada y, al principio, pensé que se trataba de un equipo que estaba en una isla o algo así, pero un compañero mía -el monfortino Fernando Beltrán- me explicó que era un buen destino para esta temporada».

Y la irrupción de Bazo no ha podido ser más rompedora, colocándose al frente de los goleadores de la categoría, con cinco dianas en otras tantas jornadas. En el derbi ante el Ourense CF fue el estilete que refrendó la victoria de los hombres de Manolo Pérez: «La verdad es que me he adaptado muy bien al equipo y el sábado salió todo como habíamos planeado. Yo tenía mucha confianza en que volverían los buenos resultados, porque estamos trabajando muy bien y era cuestión de tiempo».

En cuanto a sus actuaciones particulares y aún mostrándose satisfecho por convencer al técnico en las recientes jornadas, Juanito tiene clara su meta: «Los delanteros estamos para marcar goles, pero lo importante es que sirvan para que el equipo sume de tres en tres. Además he podido comprobar que esta Liga es muy competida y atractiva para los espectadores, porque hay grandes equipos y aún así cualquier te roba puntos. Una buena plantilla como el Ourense CF solo lleva un empate y al Racing de Ferrol le está costando mucho sacar resultados».

No es Joaquín Sánchez, pero otro niño de El Puerto se ha venido hasta Valdeorras. De momento, piensa en ayudar a los de Calabagueiros: «Soy ambicioso, pero voy día a día y hoy estoy aquí».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

De la arena gaditana a goleador de gatillo fácil en Valdeorras