«Collemos todos, e máis que veñan»

El escultor valdeorrés Xelo de Tremiñá abrió con su emotivo pregón las Festas do Cristo en O Barco


o barco / la voz

Artista y personaje. Ángel García hace muchas décadas que se convirtió en Xelo de Tremiñá, su alter ego artístico y también el vecino por todos conocido que ayer consiguió llenar la praza Maior para escuchar su pregón de las Festas do Cristo en O Barco. No faltaron en su discurso varios «carallo», esa muletilla de la que no escapa y por la que es reconocido.

Xelo de Tremiñá no ocultaba su emoción al verse rodeado de familiares y amigos, ni tampoco tras ver el vídeo preparado por el Concello con imágenes de su vida. Le tocaba después hablar a él, y tiró de simpatía para meterse al público en el bolsillo. Comenzó invitando a venir. «Nas Festas do Cristo collemos todos, e máis que veñan», dijo, recordando que desde niño para él eran unas fiestas que se traducían en mucha gente comiendo en su casa (que se unían a los siete hermanos que eran) y a su madre todo el día preparando comida para que nadie se quedase con hambre. Eran tiempos de diversión que fueron evolucionando hacia una juventud en la que Xelo era parte de Los Timbreros, que era así como llamaban a su pandilla «porque no camiño de Tremiñá á festa non deixabamos unha casa sen tocar o timbre», recordaba. Nombró entonces a los amigos de entonces, y quiso tener un recuerdo especial «para os que están e para os que non nos acompañan», con un sentido abrazo que encogió el corazón al público. Habló también de su carrera antes de invitar a todos, como había dicho al empezar, a disfrutar de los festejos.

El pregón estuvo precedido por la actuación de Airiños de Caldelas y el desfile de cabezudos y calantornias; y dio paso después a la verbena con la orquesta Jerusalén.

La procesión marca el programa del día grande, que incluye verbena con Olympus

Tras el pregón de anoche, O Barco vive hoy el día grande de las Festas do Cristo, y lo hace con un programa que no dejará espacio para el aburrimiento. A las ocho comenzarán las actividades, con el tradicional Madrugón, la prueba a nado entre la zona de A Capitana y el Malecón a la que solo se enfrentan los más atrevidos. A las once comenzarán los pasacalles con Los Pamplinas; y para las doce está prevista la salida de la procesión con el Nazareno, que rematará en la praza Maior para la misa al aire libre. A la una, en la praza do Sagrado tendrá lugar el concierto de la Banda de Música do Barco. Llegará entonces el descanso para comer, aunque sin despistarse porque a las cuatro comienza el campeonato de petanca en la Finca do Chao. A las siete, en la praza do Sagrado actuará el Mago Lolo; y a las nueve comenzará el concierto de la orquesta Olympus, que también estará en la verbena. A las 22.30 horas, serán los fuegos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Collemos todos, e máis que veñan»