El BNG se encerrará en la Casa de Chocolate si el helicóptero no vuelve a la base antiincendios de O Barco

La Xunta asegura que las obras de acondicionamiento de Vilanova empezarán «en breve»

.

o barco / la voz

Hace un mes, el Parlamento aprobaba por unanimidad una moción del BNG reclamando la reapertura de la base contraincendios de O Barco de Valdeorras, recuperando el helicóptero. Pero de momento, nada. La diputada nacionalista Noa Presas visitaba ayer la base ubicada en Vilanova y constataba que no hay aeronave y ni siquiera han empezado las obras de acondicionamiento. «É difícil crer que vaia estar operativa este verán», denunciaba Presas, que estuvo acompañada de varios militantes y del responsable comarcal del BNG, Suso Vilasánchez.

Hecha la crítica, también anunciaba posibles movilizaciones. «Se non cumpren non teremos inconveniente en buscar estratexias de mobilización e de presión, ou se fai falta ir á delegación territorial de Ourense e pecharnos alí ata que dunha vez por todas se solucione; porque non podemos permitirnos o risco de chegar a agosto e a setembro, que sabemos que na provincia de Ourense son os peores meses, e que esta cuestión non estea solucionada, máis aínda despois do que viviu este país despois desa vaga de lumes», ahondaba Presas. Denunciaba también que las guardas móviles tampoco se han recuperado todavía a los niveles de 2009.

Desde la Consellería de Medio Rural explicaban que las obras se habían retrasado debido a los permisos, pero que ya estaba todo listo y que está previsto que los operarios empiecen a acondicionar la base de Vilanova «en breve». No obstante, y mientras el helicóptero no regresa a Valdeorras, desde la Xunta remarcaban que en la base de San Xoán de Río hay dos aeronaves, con lo que la zona está cubierta.

La motobomba de A Rúa

También recordó Presas que en el Concello de A Rúa todavía están pendientes de recibir la motobomba que les prometió la Xunta. «Que deixen de facer mercadeo coas motobombas», resaltó. Y lamentaba que en la base de Vilanova esté aparcado desde hace tiempo un vehículo que nadie usa, y que la Xunta no entregó al concello rués pese a haberlo pedido en varias ocasiones. Quienes sí lo han visitado son los vándalos, que le han roto las ventanillas y provocado otros destrozos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El BNG se encerrará en la Casa de Chocolate si el helicóptero no vuelve a la base antiincendios de O Barco