A la espera del impulso de Montoro

El Gobierno presenta hoy los presupuestos para este año y la provincia repasa sus demandas

.

ourense / la voz

Está previsto que hoy Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, presente en el Congreso de los Diputados el proyecto de presupuestos generales del Estado para este año. El Gobierno plasmará en ese documento su apuesta por unas infraestructuras u otras y, a nivel político, Ourense seguirá con atención el detalle de las inversiones previstas por los populares con la esperanza de que determinadas demandas históricas reciban por fin un impulso definitivo.

En cuanto a la llegada del AVE, el Estado se ha esforzado en dejar claro que esta no depende de los presupuestos generales del Estado sino de los del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), de modo que su ejecución estaría, en teoría, garantizada. La principal atención se centrará, por tanto, en la dotación económica prevista para carreteras. La provincia está pendiente de dos nuevas autovías, la de Lugo y la de Ponferrada. Respecto a la primera (la A-56), se espera un impulso al primer tramo, el conocido como variante norte entre Eirasvedras y Quintela de Canedo. Esta actuación lleva figurando en los presupuestos del Estado desde el año 1997 sin que las máquinas hayan empezado a trabajar. Sin embargo, la reciente aprobación del proyecto definitivo ha despejado el camino. También están avanzados los trámites en varios tramos de la autovía a Ponferrada (la A-76) y se espera una partida considerable para esa infraestructura. La circunvalación de O Barco o el nuevo enlace de A Rúa a la nacional 120 son otras demandas en materia viaria que esperan impulso presupuestario.

Pero Ourense también estará pendiente de otros proyectos. Una de las reivindicaciones más reiteradas es la reforma del Museo Arqueolóxico, que lleva cerrado 17 años a la espera de unas obras que no llegan. En una reciente respuesta parlamentaria, el Gobierno central culpaba al municipal por el retraso en una licencia. También se espera la finalización de la restauración del monasterio de Melón y de la iglesia de Santa Comba de Bande. Además, podría haber dinero para la nueva sede de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, aplazada en su día por la crisis económica.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que el hecho de que hoy aparezcan estos proyectos en los presupuestos no es garantía de que vayan a ser efectivamente ejecutados. Según la Federación Gallega de la Construcción, el Estado licitó el año pasado solo un 3 % de lo que había anunciado. Además, el Gobierno de Mariano Rajoy ni siquiera tiene todavía asegurados los apoyos parlamentarios necesarios para aprobar el documento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

A la espera del impulso de Montoro