La Xunta deberá aprobar el proyecto de San Vicente

La obra deberá pasar el trámite al no estar incluida en el plan de carreteras de la Diputación


o barco / la voz

La Xunta deberá aprobar el proyecto para la carretera de acceso al pueblo de San Vicente, en Vilamartín de Valdeorras. Es el siguiente paso para avanzar en la obra que reclaman los vecinos para la OU-807, cerrada al tráfico desde el pasado sábado.

El Consello da Xunta deberá dictar resolución sobre el proyecto promovido por la Diputación, que aprobará esa petición en su próximo pleno, por no estar incluida en el plan sectorial de carreteras de la administración provincial. El objetivo es recibir el visto bueno para la obra de relleno de la vaguada, presupuestada en trece millones de euros. Es el trámite que llega después de rechazar las alegaciones presentadas por dos pizarreras con intereses en la zona.

Desde Cavima (la cantera que había al pie de la montaña) esgrimieron que la obra supone un «despilfarro» y reclamaba que se tuvieran en cuenta sus derechos mineros, que la Diputación rechaza porque la concesión caducó en diciembre de 2015. Además, recuerdan que la propia cantera no estabilizó la zona «cos conseguintes problemas para os veciños e demais explotacións». Por su parte, Pizarras Europeas Arias alegaba contra el precio estipulado para las expropiaciones, que se rechaza porque el justiprecio se estudiará en el momento en que se lleve a cabo el trámite.

Sí se estimó parcialmente la alegación de una vecina que pedía estar informada sobre posibles cambios en el proyecto.

El proyecto de relleno de la vaguada deberá incluir nuevos requisitos impuestos por Confederación Hidrográfica Miño-Sil en lo que respecta al regato Preanes, que deberá recuperarse en un trazado sinuoso, y no recto como estaba previsto en el diseño aprobado por la Diputación. «Será facilmente solucionable no proxecto de construción», señala el informe técnico sobre las alegaciones. Además, la pendiente media deberá ser inferior al 14 %, alternándose trechos cortos y remansos; y rechazándose los trechos rápidos con pendientes del 50 % propuestos. «Será solucionable deixando treitos menores e máis curtos, case horizontais, para producir a redución da velocidade das augas», continúa el informe.

Siguen las protestas

Por otro lado, los vecinos de San Vicente decidieron reanudar las protestas contra el cierre de la carretera. Ayer por la noche protagonizaron una concentración ante el consistorio de Petín, siguiendo una actuación similar desarrollada la semana pasada en O Barco para que la comarca conozca la situación del vial y se solidarice con su petición. Además, el alcalde, Enrique Álvarez Barreiro, mantiene su encierro en el consistorio a la espera de reunirse con el presidente de la Diputación. El encuentro está fijado para mañana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta deberá aprobar el proyecto de San Vicente