Se buscan alumnos para invadir pupitres y patios de recreo

Los colegios abren estos días sus puertas para descubrir sus instalaciones a los nuevos alumnos


ourense / la voz

Del 1 al 20 de marzo se abre el plazo de inscripción para alumnos que se escolarizan por primera vez y durante el mes de febrero los colegios de la provincia han abierto sus puertas para que los padres pudieran conocer sus instalaciones.

En algunos casos -sobre todo en centros de zonas rurales o menos pobladas que la capital- la idea sirve para atraer a potenciales estudiantes que puedan estar dudando entre varias opciones. Es el caso del colegio Julio Gurriarán, de O Barco, que durante el plazo de solicitud de escolarización ofrecen un recorrido por las instalaciones a los padres primerizos y a aquellos que están pensando en cambiar a su hijo de centro. «Os que queiran ver o cole poden vir calquera día, non temos unha data específica. Basta con pasarse por aquí ou chamar por teléfono para que algún dos profesores en hora libre poda amosarlles as nosas instalacións», explica el jefe de estudios, Ignacio Hermida. «Houbo un ano que fixemos unha xornada específica pero entendemos que deste xeito podemos adaptarnos mellor aos horarios dos país», aclara.

«Exceso de matrículas non temos. Podíamos ter máis alumnos, agora andamos nos 300, pero non consideramos que esteamos mal», puntualiza sobre una disminución del número de alumnos que todavía no les afecta tanto como a otros municipios ourensanos.

En el caso del CEIP Mestre Vide, el centro del barrio de As Lagoas, las puertas solo se abren para que grandes y pequeños recorran las futuras aulas en las que comenzarán su formación y seguramente forjarán sus primeras amistades. «Todos los martes de febrero, de 16.00 a 17.00 horas recibimos a padres y potenciales alumnos, aunque si algún padre necesita venir fuera de ese horario también lo atendemos», subraya el director, Juan Manuel Regal. En este caso lo hacen para mostrar sus instalaciones y la oferta de actividades extraescolares puesto que de cantidad de niños no tienen queja. «Nosotros de alumnos estamos saturados porque tenemos 450 plazas y matriculados a 452 alumnos. Así que lo hacemos, más que nada, para que aquellos padres que son nuevos puedan comprobar dónde y en qué condiciones van a estar sus hijos», aclara Regal.

Un tercer motivo para abrir de par en par las puertas a los progenitores puede ser el de mostrarles cómo trabajan sus hijos los contenidos a la vez que participan en una jornada lúdica y conocen a otros padres. Es lo que llevan varios años haciendo en el colegio Miraflores. «Este año transformamos todo el colegio en un aeropuerto al que llegan vuelos de diferentes países. Los alumnos, ayudados por sus familias, también prepararon platos de varios países que luego compartieron. Y por la tarde hacemos una especie de festival de Eurovisión pero con los países que han desembarcado en el aeropuerto, que este año han sido la India, Canadá, Nueva Zelanda, Irlanda y Kenia entre otros. Todo se desarrolla en inglés», incide David Lázaro, director del centro.

Otros colegios que estos días reciben visitas de progenitores son el Luis Vives -el miércoles por la tarde será la próxima-, Maristas, Carmelitas, Franciscanas o el Divina Pastora de O Barco.

Los institutos, sobre todo los de zonas rurales, también buscan con esta opción atraer a alumnos a unas aulas con más pupitres vacíos cada año. Es el caso del IES Celso Emilio Ferreiro de Celanova, el Sección de Sobradelo-Carballeda o el instituto Xermán Ancochea Quevedo en el que se matriculan jóvenes del municipio de Trives y alrededores.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Se buscan alumnos para invadir pupitres y patios de recreo