O Barco realizará obras en la piscina antes de sacarla a concurso de nuevo

Una auditoría destaca que deben mejorarse las instalaciones para hacerla rentable


o barco / la voz

El gobierno de O Barco de Valdeorras está analizando los resultados de la auditoría realizada por una empresa especializada sobre la piscina climatizada. El objetivo es ver las deficiencias y las fortalezas de la instalación para poder subsanar los puntos débiles y así hacer más atractivo el concurso para hacerse con la gestión. Y esas mejoras pasan por obras y también por modificaciones en algunos precios.

A Viaqua, la actual concesionaria, todavía le resta año y medio de contrato, pero hace meses que trasladó al grupo de gobierno que quería rescindirlo; por lo que ese trámite podría adelantarse. Se hará, tal y como desde el primer momento mantuvieron desde el gobierno que lidera Alfredo García, cuando haya otra empresa lista para entrar a trabajar. No pasa por los planes del gobierno asumir la gestión pública de la instalación, como ha pedido en varias ocasiones Riada Cidadá. «Ha surgido estos días una preocupación entre los usuarios de la piscina por rumores de que se iba a cerrar, y no se va a cerrar», decía ayer tajante García. Y añadía: «Hay una empresa que fue a un concurso y lo ganó, y si tiene pérdidas las tiene, pero no se va a marchar el día que quiera, porque tiene unas obligaciones contractuales durante diez años». Eso sí, decía entender que una empresa no quiera estar perdiendo dinero.

Cambios en algunos precios

Para hacer rentable la piscina, habrá que modificar, entre otros puntos, las instalaciones. «Una de las cosas fundamentales es habilitar uno de los sótanos, para que pueda haber más clases, y ya tenemos un pequeño proyecto para hacerlo. Hay que darle más altura, y para eso hay que profundizar; porque altura no se le puede dar», explicaba García. También será necesario realizar mejoras para disminuir el importante gasto en consumo energético actual. Y también habrá que modificar algunos precios.

«Hay un precio que distorsiona, pero la responsable es la empresa, que lo puso en su día. Y es el precio de la entrada individual es tan bajo que casi cuesta más la entrada a la piscina de verano; y eso dificulta también que haya socios», añadía García. Aseguraba que no habrá que tocar todos los precios, pero habrá que analizarlos, ahondando en que la entrada diaria es la que habrá que mirar primero.

Una grúa para acceder al vaso

Las mejoras necesarias se harán con cargo al canon anual que debe pagar la empresa que gestiona la piscina. «Queremos ir haciendo las obras en el tiempo en el que se resuelve el concurso; para no tener que cerrar la piscina», decía, al menos salvo en momentos puntuales. «Hay que actuar en la playa de la piscina, porque hay un problema de pendiente, y ahí va a ser difícil levantarla sin cerrar la instalación, pero se intentará hacer en el menor tiempo posible», añadía. Ahora todavía toca rematar de analizar al detalle lo que señala la auditoría e ir avanzando en los trámites a hacer. Después (todavía sin fecha) la instalación se sacará a concurso.

Además, las mejoras en la piscina incluirán la dotación de una grúa, para que puedan utilizar el vaso las personas en sillas de ruedas. Es una vieja reivindicación del colectivo, que desde la asociación de discapacitados Disvalia recuerda con frecuencia su presidenta, Begoña Dacal.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

O Barco realizará obras en la piscina antes de sacarla a concurso de nuevo