Más de 5.000 voces claman contra la nueva Lei de Saúde

Vecinos de Valdeorras, Trives, Manzaneda y Viana secundaron la protesta en O Barco


No es Valdeorras mucho de salir a la calle cuando hay una huelga general, ni siquiera en las estudiantiles se ve demasiado movimiento. Y en cambio, cada vez que en la Xunta hay algún movimiento que despierta a la plataforma sanitaria, la gente se echa a la calle sin dudarlo. Volvió a pasar ayer, con más de 5.000 personas abarrotando la travesía para mostrar la oposición de la sociedad a la reforma de la Lei de Saúde que prepara la Xunta y que dejaría a Valdeorras sin área sanitaria para integrarla en una única provincial.

Había mucha gente de O Barco, pero también del resto de la comarca, de A Pobra de Trives, de Manzaneda y de Viana do Bolo; los concellos que tienen en la capital de Valdeorras su hospital de referencia. Durante el recorrido entre el pabellón de Calabagueiros y la praza do Concello se fue sumando más gente a una cabecera en la que no había políticos ?que acudieron masivamente (salvo los del PP)? sino vecinos y trabajadores del ámbito sanitario. El recorrido tuvo una parada simbólica ante el hospital, donde esperaba un importante número de personas que se unieron a la protesta. En todo el camino, no pararon de escucharse las consignas en contra de Feijoo y en defensa del área sanitaria.

Ya en la plaza, Begoña Dacal, presidenta de la asociación de discapacitados Disvalia empezó la lectura del manifiesto, en el que quedó claro el rechazo a la nueva Lei de Saúde por los temores a que con ella la Xunta acabe convirtiendo el hospital en un centro de especialidades. Remató Orlando Saavedra, portavoz de la plataforma, para lanzar un nuevo mensaje a Sanidade: «Esto no acaba aquí, habrá más movilizaciones».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Más de 5.000 voces claman contra la nueva Lei de Saúde