«Es un trabajo duro, pero no complicado»

.

Vilagarcía / La Voz

Este es ya el tercer año que Carmelo García, de veinte años de edad, se pone debajo de las parras para recoger uvas en Valdeorras, en la bodega Roandi. Es estudiante, de ahí que aproveche estos días para sacarse un dinero extra que le permitirá afrontar el próximo curso. Además, como tiene experiencia, ahora ya le asignan también tareas en la bodega, lo que le permite «sacar bastante dinero», explica.

«Es un trabajo duro, porque estás al sol durante ocho horas, pero complicado no es», relata este joven natural de O Barco de Valdeorras. Acudir a la vendimia es algo natural para él, aunque asegura «que no hay muchos jóvenes de mi edad» bajo las parras. A él no le importa. «Empiezas a las siete y media de la mañana y terminas a las cuatro de la tarde», explica. Es una labor intensiva, porque hay que sacar las uvas del viñedo. Pero compensa. Lleva ya una semana de trabajo. Y confía en que, por lo menos, le queden otras dos.

valdeorras.

Son 1.315 los viticultores adscritos a esta denominación, que vendimiaron en el 2016 4,6 millones de kilos de uva

bodegueros.

Hay un total de 44 industrias que comercializan la producción.

valor económico.

El pasado año esta denominación facturó 24,5 millones de euros.

Votación
0 votos
Comentarios

«Es un trabajo duro, pero no complicado»