Una bodega de Petín abre una vendimia difícil en Valdeorras

El grueso de la recogida se prevé para finales de mes


o barco / la voz

Ya hay uvas entrando en bodega. La que será una de las vendimias más difíciles de los últimos años ya está en marcha en la provincia de Ourense. María Teresa Núñez, con sede en Petín y amparada por el Consello Regulador de la Denominación de Origen Valdeorras, dio el pistoletazo de salida a la campaña de recogida. Es un avance de lo que se verá dentro de unas semanas de manera intensa, pero que de momento es algo puntual. A principios de la próxima semana se prevé que empiece a coger uva otra bodega, esta en fincas en O Barco, pero poco más.

«Será unha vendima complicada, porque haberá unha vendima primeiro e despois outra, e pode alargarse bastante tempo», avanza el presidente de la D.O. Valdeorras, José Luis García Pando. Y se explica: «Onde non caeu pedra hai uvas case listas, e calculamos, polo que nos din os técnicos a as adegas, que a final de mes case a metade das adegas empezando a vendimar. E despois, naquelas fincas nas que as cepas que rebrotaron e teñen produción, van estar en tres semanas de diferenza coas iniciais. Igual nun sitio empezan a coller todo o godello e despois en tres semana teñen que facer outra vendima porque as que rebrotaron maduran máis tarde». No hay cálculos sobre la producción total que habrá en la D.O. Valdeorras, después de que las heladas de abril se llevasen parte de la producción. Hubo zonas que recuperaron la uva casi por completo, y otras no.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una bodega de Petín abre una vendimia difícil en Valdeorras