Varios testigos declaran en Astorga tras la denuncia por abusos contra un cura barquense

Ángel Sánchez continúa como párroco en Veigamuíños


o barco / la voz

La investigación de la denuncia contra un cura de O Barco de Valdeorras por supuestos abusos en los años 70 sigue abierta. El obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, anunció en febrero que de inmediato comenzaría el proceso para ver qué hay de cierto en la denuncia que interpuso el berciano Emiliano Álvarez, que acusó a Ángel Sánchez Cao (actual párroco de Veigamuíños) de haberle realizado tocamientos cuando era apenas un chaval de diez años y estaba interno en el seminario menor San José de La Bañeza (León). Y el caso sigue abierto.

Hace ya tiempo que el juez eclesiástico nombrado para llevar a cabo la investigación tomó declaración al denunciante, y desde entonces han pasado ya varios testigos más, en una investigación que continúa. Desde el obispado de Astorga no concretaron cuándo se conocerán las conclusiones, que después serán remitidas al Vaticano, donde se tomará la decisión final. Eso sí, se sabe que todavía le quedan varios meses más al proceso.

Compañeros de ambos

En la actualidad, el encargado de la investigación está analizando la época en la que sucedieron supuestamente los hechos, y para ello ha llamado a declarar a compañeros de colegio del denunciante y también a otros docentes que había en el seminario en los años en los que estuvo allí el cura denunciado. Desde el obispado declinaron concretar cuántas personas habían pasado ya a prestar declaración.

Mientras, Sánchez Cao sigue ejerciendo como párroco en Veigamuiños, donde los fieles desde el primer momento le han mostrado su apoyo (y que él les agradeció a través de las redes sociales). También asiste a los actos convocados en otras parroquias, como esta misma semana, cuando el lunes se le pudo ver participando vestido con la sotana en la procesión de Santa Rita en O Barco de Valdeorras. Sánchez Cao realizó el recorrido (y concelebró después la misa) junto a otros sacerdotes de la comarca y al obispo de Astorga. Menéndez acudía por primera vez a una procesión la capital comarcal desde su nombramiento en el cargo; y ya había dicho que no tomaría medidas cautelares contra el párroco apelando a la presunción de inocencia.

Por su parte, Sánchez Cao declinó en su momento el ofrecimiento de La Voz de Galicia para dar su versión de lo ocurrido. No obstante, utilizó su perfil de Facebook para negar los abusos de los que se le acusa. «Nunca ocurrieron los abusos», aseguró el sacerdote.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Varios testigos declaran en Astorga tras la denuncia por abusos contra un cura barquense