El CHUO estrena una nueva técnica para tratar el pinzamiento del nervio pudendo

La cirugía, que realizan muy pocos hospitales europeos, solventa una patología muy dolorosa e incapacitante

Cómo se produce un pinzamiento nervioso Cómo se produce un pinzamiento nervioso

ourense / la voz

«Es un dolor de los más agudos e incapacitantes, pero complejo de diagnosticar, con lo que los pacientes soportaban años de ir de especialista en especialista y a veces ni se les creía. Muchos intentaban buscar alivio en terapias alternativas». Así resume Manuel García, el jefe de cirugía del CHUO, la realidad de las personas afectadas por un pinzamiento del nervio pudendo, ubicado en el perineo y que alcanza a todas las estructuras sensitivas en los genitales de hombres como en mujeres.

La patología no solo conlleva un dolor intenso que puede impedir sentarse -y con ello tareas cotidianas como trabajar en esa posición o conducir-, sino que produce disfunciones urinarias, anales y sexuales ya que este nervio alcanza el pene, el clítoris, el músculo bolboesponjoso e isquiocavernoso, áreas del escroto y los labios genitales, el perineo y el ano.

La aplicación de una técnica quirúrgica para liberar ese nervio pinzado, desarrollada en el hospital francés de Nantes por Roger Roberts -que fue también el descubridor del origen de ese dolor agudo-, ha supuesto para estos pacientes el fin del calvario. Esa técnica se aplica ya en el servicio de cirugía de la gerencia sanitaria ourensana. Concretamente en el CHUO y en el Hospital Comarcal Valdeorras, donde la cirujana María Teresa García Martínez está desarrollando su labor. «Ella es una de las pocas personas en España que realiza esta intervención», apunta el jefe del servicio de cirugía, que recuerda que la cirujana aprendió directamente con el creador de la técnica y comenzó a ponerla en práctica «ya en Vigo, donde estuvo antes de venir aquí, destinada a O Barco».

Precisamente en el hospital valdeorrés se ha realizado la intervención más reciente a un paciente ourensano, que sirvió también para formar a profesionales del Complexo Hospitalario de Pontevedra y del Hospital Río Hortega de Valladolid. Además de la operación quirúrgica, el área sanitaria ha habilitado una consulta específica para atender a estos pacientes desde el principio. «La cirugía es muy delicada y compleja, pero incluso más laborioso es el poder fijar el diagnóstico», explica Manuel García. Los resultados, eso sí, son «absolutamente espectaculares, sobre todo para el paciente que ve desaparecer muchos años de padecimiento», señala el jefe del servicio en el área sanitaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

El CHUO estrena una nueva técnica para tratar el pinzamiento del nervio pudendo