«Por moitos servizos que teñas, diso non se vive; hai que traballar»

Municipios como Muíños y A Veiga buscan cómo fijar población para usar sus amplios espacios públicos


ourense / la voz

El municipio que tiene más metros cuadrados por habitante de instalaciones educativas, deportivas, culturales y de ocio es el de Muíños. Su alcalde, Plácido Álvarez, se muestra satisfecho por encabezar el ránking provincial. «É unha resposta ao traballo que fago eu e o meu equipo», dice el regidor, que en el ámbito educativo destaca, además del colegio, la guardería infantil, que también da servicio a familias de municipios limítrofes. También tiene tres áreas recreativas en el Salas y la joya de la corona es el complejo turístico de O Corgo, en el embalse de As Conchas. «Somos un municipio esencialmente forestal e temos que aproveitar o que temos para atraer turismo, aínda que este ano déronnos un bo golpe cos incendios», reflexiona el regidor.

Plácido Álvarez no oculta que una de las motivaciones de que su municipio sea el que más metros cuadrados tiene por habitante de este tipo de servicios es la despoblación. En el año 2000 el concello tenía 2.048 vecinos y en la actualidad supera escasamente los 1.500 (según el último padrón del INE, del año 2016, exactamente 1.572). En todo caso, el alcalde cree que su apuesta por la disponibilidad de instalaciones de uso público puede ayudar a fijar población. Pone como ejemplo el complejo turístico de O Corgo: «É moi importante de cara ao emprego xuvenil. O noventa e tantos por cen da xente que traballa alí son xente moza. Pode que volvan sentir apego polo que temos, a natureza, a auga…».

Fijar población

Que se instalen en Muíños ya es otro cantar, admite Álvarez. «Estamos moi lonxe da cidade e, si, temos gardería, pavillón de deportes e moitas cousas máis, pero por moitos servizos que teñas, diso non se vive; hai que traballar e desprazarse todos os días para traballar en Ourense polas vías de comunicación tal e como as temos non é atractivo», dice el alcalde, que aprovecha para reivindicar la continuación de la autovía de Celanova hasta la frontera portuguesa o, al menos, la mejora de las carreteras actuales.

«A clave para reter poboación é o emprego», dice también Juan Anta, el alcalde de A Veiga, otro de los municipios que, según los datos de la Encuesta de Infraestructuras y Equipamientos Locales, se sitúa entre los primeros del ránking en cuanto metros cuadrados por habitante de instalaciones educativas, deportivas, culturales o de ocio. «Intentamos facer unha discriminación positiva, é dicir, darlles aos veciños todo os servizos que necesitan», explica el regidor, que admite que eso no es suficiente para frenar la despoblación.

A Veiga tenía 1.446 habitantes en el año 2000 y, según el último padrón oficial, había caído a 923. «Para iso temos un proxecto global», asegura el alcalde, que pone como ejemplos la creación de un banco de soutos y una marca propia para apicultores locales. De este modo se puede generar empleo, según dice Anta, que añade como incentivo para la fijación de población el programa Revivenda, un proyecto piloto financiado por la Diputación (en A Veiga y Oímbra) que ofrece ayudas para rehabilitar viviendas que después se ponen en alquiler a precios atractivos.

Un colegio muy grande

Quizás entonces servicios que hoy están especialmente sobredimensionados por la caída poblacional vuelvan a tener un uso eficiente. Un buen ejemplo de ello es el enorme colegio de la localidad. Cada vecino veigués toca a 109,9 metros cuadrados de instalaciones educativas, pero lo cierto es que buena parte del centro está desaprovechado por la escasez de alumnos. Este municipio conserva, al menos, su colegio. Otros lo han perdido por la sangría demográfica.

Entre los concellos de más población destaca el de O Carballiño

La Encuesta de Infraestructuras y Equipamientos Locales que elabora la Diputación tiene especial interés como herramienta para comparar la dispar disponibilidad de servicios públicos en municipios de similar tamaño. Entre los que superan los 10.000 habitantes (O Barco de Valdeorras, Verín, Xinzo de Limia, Barbadás y O Carballiño) es el último de los citados el que más metros cuadrados por habitante tiene en la suma total de instalaciones educativas, deportivas, culturales y de ocio (36,5). Destaca especialmente por la última de las categorías, la de ocio, con 24,59 metros cuadrados por vecino.

El municipio de Xinzo de Limia -el segundo en el ránking general, con 26,07- es el que más espacio de instalaciones educativas ofrece a sus vecinos. Tiene dos colegios y dos institutos en funcionamiento para sus 10.004 vecinos. Precisamente, durante años la población cada vez más amplia de Barbadás (uno de los pocos municipios a los que no afecta la sangría demográfica) ha reivindicado más centros de enseñanza en la localidad. De hecho, entre los grandes, este municipio ocupa el vagón de cola en metros cuadrados por habitante de este servicio (11,89), aunque también destaca negativamente en el ámbito de las áreas de ocio (3,04 metros cuadrados por habitante).

Volviendo a la suma de instalaciones educativas, deportivas, culturales y de ocio, el tercer puesto de los concellos de más de 10.000 habitantes lo ocupa O Barco de Valdeorras, con 22,75 metros cuadrados por vecino. El cuarto es para Verín, con 20,91 y el quinto, para Barbadás, con 11,89. Si se analizan exclusivamente los centros deportivos el que más destaca de estos cinco ayuntamientos es Xinzo de Limia, con 0,64 metros cuadrados. Lo mismo ocurre con los espacios culturales (0,82).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Por moitos servizos que teñas, diso non se vive; hai que traballar»