El agua del río Limia en Muíños y Bande recupera la calidad de excelente

El informe de la Unión Europea aconseja no sumergirse en los ríos Támega en el concello de Verín y Arzoa en el de Vilardevós


oiurense / la voz

La Agencia de Medio Ambiente (AEMA) y la Comisión Europea presentaron el informe en el que evalúan la calidad de las aguas de baño el año pasado e indica las zonas en donde se espera que vaya a ser buena en el 2016. En ese mismo informe se detalla que las principales fuentes de contaminación son las aguas residuales y las de drenaje de explotaciones y tierras agrícolas. De esto sabe mucho el Limia. Tras cinco años, con la explosión de cianobacterias en la zona de As Conchas, los análisis de las aguas pasaron de ser muy preocupantes a poder colgar el cartel de excelentes. Allí llega el agua de diez concellos por los que transcurre el río. Muchas y variadas pueden ser las razones. Desde el gran caudal con el que cuenta actualmente -la sequía del 2011 ayudó a calentar las aguas y a alimentar a las cianobacterias- a una concienciación cada vez más ecológica de los concellos que bañan sus aguas y de las empresas.

El alcalde de Muíños, Plácido Álvarez, cree que es una mezcla de estas dos razones. Con la zona de esparcimiento y cámping de O Corgo, a donde llegarán este verano alrededor de 300 niños, como recurso más importante del concello, el regidor asegura que es una gran noticia. Esta calificación también afecta al paso del río por Bande. Plácido Álvarez subraya que durante todo este tiempo han estado muy vigilantes para evitar vertidos de cualquier tipo, directos o indirectos al río. «Desde que tuvimos ese problema tan gordo, la gente se ha concienciado. Al final todos los vertidos acaban aquí y somos los más perjudicados». Incluso se refirió al proyecto Regenera Limia, presentado al programa Life, y a los contactos que ya ha mantenido para revertir la situación con otros alcaldes y con Gas Natural Fenosa (que gestiona la presa), entre otros.

Destaca las aguas de la capital

Pero no son las únicas aguas catalogadas de excelentes en la provincia. Se unen el río Miño en Castrelo y en la capital -en ambos casos la calificación del 2014 era solo buena-, el río Casal en Entrimo y las aguas del embalse de Prada en A Veiga. Esta última repite por quinto año su estado. Como buenas se califican las aguas del río Rabal en Chandrexa de Queixa (tanto en la zona de baño como en el embalse), el Cabras en Laza y el Riveira en A Gudiña. Aprueban por los pelos el Limia en el Concello de Baltar y el Eo en Castro Caldelas. La peor parte se la llevan en la comarca de Monterrei. Es el quinto año consecutivo que la Unión Europea suspende al río Arzoa en Vilardevós y al Támega en Verín, que presentan aguas contaminadas desde hace tres años. En el 2012 aprobaban por los pelos. Repite en la lista de ríos en mal estado el Orille en el concello de A Bola. Un lugar que desde hace tiempo no se utiliza para el baño.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El agua del río Limia en Muíños y Bande recupera la calidad de excelente