Las llamas queman más que monte

Los daños en vestigios celtas y medievales obligan a redefinir su valoración en Oímbra y Monterrei

.Una de las zonas que ardió en Monterrei.
Una de las zonas que ardió en Monterrei.

xinzo / la voz

«Extinguido ás 20.30 horas o incendio forestal rexistrado no concello ourensán de Monterrei. Segundo as últimas medicións afectou 126,15 hectáreas, das cales 113,55 son de raso e o resto de arborado». Así informaba el pasado domingo la Xunta de que las llamas en la parroquia de Vilaza ya estaban apagadas. Los fuegos, en los comunicados oficiales, se miden a menudo en árboles y metros de monte raso. Pero los incendios, incluso en un verano relativamente tranquilo como este, queman algo más. Así, las llamas que arrasaron más de un centenar de hectáreas en Monterrei y Oímbra la pasada semana dejaron tocado el patrimonio local de ambos municipios ourensanos.

La alcaldesa de Oímbra, Ana Villarino, comentó que los daños en la zona del conjunto del antiguo castillo de Lobarzana, del castro A Cidade y de las dos tumbas antropomórficas en ese punto son «significativos». Villarino aseguró que de forma inmediata arqueólogos de la Universidad de Vigo se desplazarán hasta la comarca para evaluar exactamente los daños. «Nosotros no somos técnicos y no podemos concretar los desperfectos ocasionados en el muro o en la zona de las tumbas, pero sí hay afectación».

La regidora indicó que, por el momento, habrá que redefinir una actuación de valorización de estos restos, ya presupuestada con 50.000 euros, que estaba planificando la universidad viguesa y los concellos de Monterrei y Oímbra. «Ya contamos con fondos para la primera fase de esa puesta en valor, financiados con fondos europeos y con dinero de los dos ayuntamientos». La regidora mostró su pesar por los perjuicios ocasionados por el fuego en un entorno de gran valor patrimonial.

Fuentes vecinales indicaron que algunos petroglifos ubicados en ese conjunto también han resultado afectados. Se trata de uno de los puntos de la provincia con mayor cantidad de inscripciones en rocas.

Fuentes de la asociación cultural Monterrei, cultura y territorio, también están pendientes también de los efectos: «Puede haberse visto afectada alguna tapa de una tumba antropomorforma».

El temor de los vecinos es que la ceniza y la erosión en el terreno en ese punto, en un monte cercano a la localidad de Vilaza, en Monterrei, pueda provocar en otoño contaminación de acuíferos en la zona.

El de Lobarzana era uno de los tres territorios o jurisdicciones que formó parte de la histórica Terra de Baronceli entre los siglos X al XIII, junto con Cabreira y Soutovermud. Al igual que el desaparecido castillo de Cabreira (Cabreiroá), Lobarzana fue levantado antes que el Castillo de Monterrei, que se conserva en perfecto estado.

Los restos se ubican en el monte do Castelo, entre las parroquias de Santa María das Chás (Oímbra) y San Salvador de Vilaza (Monterrei). La fortaleza se construyó en el otero denominado Outeiro do Castelo / A Cerca / As Laxes das Chás, a 599 metros de altitud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las llamas queman más que monte