«En un parque acuático lo importante no es el tamaño sino las infraestructuras»

Ana Fernández, la responsable del de Cerceda, destaca el gasto anual al que obliga la contrucción de estos complejos

.

ourense / la voz

El anuncio de la Xunta de avances en el anteproyecto del que será el parque acuático de Ourense, situado en el complejo de Monterrei, en Pereiro de Aguiar, devolvió a la actualidad una de las promesas electorales del PP de Galicia y abrió un gran número de dudas sobre su viabilidad y rentabilidad. Lo que está claro es que para la consultora de parques acuáticos Amusement Logic la ubicación es la idónea, según dijeron ayer fuentes de la empresa valenciana que se hace cargo de su diseño. Expresaron que cumple a la perfección con los parámetros establecidos para la instalación infraestructuras de este tipo. Tanto por el espacio como por su ubicación, cercana a la capital ourensana.

De momento se ha puesto en marcha el anteproyecto. El estudio de viabilidad, la primera fase, podría estar terminado en un plazo de dos meses, apuntan desde Amusement Logic. A partir de entonces se abrirían períodos más largos de tiempo para aprobar el proyecto y demás requisitos administrativos antes de comenzar con las obras.

Si alguien sabe de la viabilidad y rentabilidad de este tipo de infraestructuras es Alba Fernández, responsable del parque acuático de Cerceda (A Coruña), único en Galicia hasta la fecha y de titularidad municipal. Lo primero que apunta es: «É moi difícil mantelo. Porque é un parque público. Se fose a nivel privado non sería rendible».

Mantenimiento

El de Cerceda cumplió este año veinte de existencia. «H

ai que pensar que isto é Galicia. E abrimos de xuño a setembro. O resto do ano está pechado

», comenta. El parque coruñés tiene 37.000 metros cuadrados de espacio, mientras que para el de Ourense se prevén 35.000. Pero Alba Fernández cree, desde su experiencia, que la superficie total no es esencial para que este tipo de infraestructuras funcionen. «En un parque acuático lo importante no es el tamaño sino las infraestructuras», señala. Explica que tener mucha zona verde no garantiza el éxito, sino el dotarlo de atracciones e infraestructuras atrayentes. Y señala su mantenimiento como el principal gasto: «

Nós temos sorte porque temos persoal do Concello que fan moitos traballos de arranxo, pero hai que ter en conta que este tipo de infraestrutura sofren moito. Por exemplo: as xeadas contraen os tobogáns e o sol dilátalos. E iso hai que corrixilo constantemente».

El precio máximo para entrar en el parque acuático de Cerceda es de 9 euros. Y así, indica Fernández: «

Aínda que xuntes a 500 persoas no parque ao día, como unicamente abre catro meses...

». El parque coruñés recibe sobre todo a bañistas de Pontevedra, Asturias, Lugo y León. «

Non sei porque non temos máis de Ourense, iso que hai autovía

», afirma.

PSOE y Democracia Ourensana critican las dimensiones del futuro parque: «Es un charca»

Las reacciones políticas sobre el anteproyecto de la Xunta no se han hecho esperar. Y las críticas se han centrado en el tamaño previsto para el complejo. «Ou nunca pisaron un parque acuático de primeira división ou o PP quere facer unha simple charca para dicir que cumpriron o seu fume electoral», aseguró ayer el portavoz en la Diputación, Francisco Fraga. Los socialistas se preguntan, entre otras cosas, por el aparcamiento: «Onde van estacionar as miles de persoas que se acheguen desde toda Galicia se o recinto carece dun gran aparcadoiro? Queren que a xente siga aparcando nunha cuneta insegura, tal e como sucede na actualidade?». Democracia Ourensana se sumó a las criticas: «El complejo Deportivo de Monterrei no es el lugar más idóneo, ya que no hay espacio suficiente, sería un mini-parque acuático y no tiene surgencias termales, que sí tendría la zona de Untes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«En un parque acuático lo importante no es el tamaño sino las infraestructuras»