«O a una cueva o al centro comercial»

Los lugares con aire acondicionado son los elegidos en días de calor para los que no disfrutan en las piscinas


ourense / la voz

El de ayer fue un día de calor con mayúsculas en la provincia. La alerta amarilla se dejó notar, sobre todo llegada la tarde, y los ourensanos buscaron múltiples maneras de deshacerse de las agobiantes temperaturas. Con las piscinas municipales y de pago llenas, muchos buscaron alternativas, como lugares con sombra o simplemente se quedaron en casa. Pero en Ourense existen lugares que estos días se convierten en oasis del frescor. En los que llegado un tiempo hasta una rebequita es bienvenida. Son los espacios con aire acondicionado en los que no es obligatorio consumir. Uno de ellos es el centro comercial Ponte Vella. Ayer por la tarde fueron muchos los que se refrescaron recorriendo sus pisos, visitado sus tiendas o tomándose un helado.

«O vas a una cueva o al centro comercial», explicaba Cristina Carrasco Pérez. Junto a parte de su familia estuvo ayer casi de procesión. Primero probaron en las piscinas, pero finalmente se decidieron por el centro comercial. «Fuimos a Monterrei y luego a Oira. Estaban a tope, no había donde ponerse, ni donde aparcar. Mañana si queremos ir tendremos que hacerlo antes», subrayaba. Así que el centro comercial fue la alternativa perfecta. «Si piensas en un sitio fresco en Ourense a estas horas... Vamos a ver un película y luego a merendar algo por aquí», señaló. Mientras, grupos de jóvenes ocupaban buena parte de las zonas de hostelería, sobre todas aquellas que ofertaban bebidas frescas y helados. También padres con niños pequeños aprovechaban este espacio para huir de las temperaturas y entretener en un lugar seguro y fresco a los vástagos. Existen otros lugares de refresco en la ciudad para deshacerse del calor vespertino. Uno de esos rincones, en los que la mayoría son personas mayores, es el interior de la estación de trenes de Ourense. Un espacio utilizado tanto para refrescarse como para calentarse en el invierno. Una trabajadora indicaba ayer que, aunque depende del día, en ocasiones ocupan buena parte de la zona de espera de los viajeros. Ayer no había demasiados ourensanos en este espacio, aunque con entrar y salir se conseguía apaciguar las temperatura corporal y seguir el camino. También podría pensarse en respirar aire fresco si se entra en la plaza de abastos provisional, ubicada en plena Alameda. Pero ayer no era el día. La maquina de aire condicionado no es efectiva cuando en el exterior hay alerta amarilla por calor. Y se notó. Los ventiladores no son suficientemente potentes para refrescar todo este espacio. Así que, casi era mejor buscar una buena sombra en el exterior y dejar que el tiempo pasase. Y el calor.

Hoy las temperaturas seguirán siendo altas en buena parte de la provincia y los ourensanos buscarán propuestas refrescantes, tanto en el exterior como puertas adentro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«O a una cueva o al centro comercial»