El fin de la vendimia evidencia la merma de uva en Ribeiro y Monterrei

Ribeira Sacra y Valdeorras han recogido cifras similares, por abajo, a las de 2016


ourense

Empezó a mediados de agosto en Valdeorras y todavía colea en Ribeiro y Ribeira Sacra cuando octubre ya dobla su primera semana. La vendimia de este año vino muy madrugadora y se sabía que se prolongaría en el tiempo. Y ahí sigue, sin previsión para el final. No se atreven a dar fechas desde los consellos reguladores. Solo en Valdeorras, donde el jueves se puso el punto y final; y Monterrei, donde los últimos kilos de uva entraron en bodega el viernes.

Todavía a falta de los datos oficiales finales en Valdeorras, la cifra que dio la propia conselleira de Medio Rural en el Parlamento en días pasados hablaba de 4,2 millones de kilos, unos 300.000 menos que en la campaña del año pasado. Los daños de las heladas y el pedrisco, que preveían una campaña más corta, no se cumplirán, aunque sí se ha registrado una merma importante sobre la previsión inicial porque cuando fue brotaron las viñas estaban muy cargadas. Tampoco en Ribeira Sacra se espera una producción mucho menor que el año pasado. Las cifras oficiales que a diario publica el Consello Regulador a través de su página web señalan que se han recogido hasta el momento 5,5 millones de kilos de uva (el año pasado se cerró en 5,6). Hasta el momento han cerrado 91 bodegas, y queda abierta únicamente una, que tiene la vendimia parada hasta nuevo aviso.

«No llegaremos ni al 40 %»

sindo martinez

Abelardo Ginzo es una veterano viticultor que vende su uva a una de las bodegas de mayor prestigio de la D.O. Monterrei, Tapias Mariñán. En plena faena de la vendimia en un viñedo ubicado a escasos metros del trazado de la A-52 en Vilaza (Monterrei), Ginzo lamenta que la helada de abril provocara unos perjuicios enormes para el sector. Con todo, remarca que las consecuencias pudieron ser más nefastas. «No llegaremos ni al 40% con respecto a otros años, pero en viñas de otros compañeros la cosa ha ido aún peor. De unas fincas que dan normalmente 6.000 kilos no van a recoger ni 2.000. En algunas, no se va a recolectar casi nada», asegura. «No fue solo la helada. La sequía de agosto, con temperaturas tan altas, también nos ha perjudicado mucho», asevera. Y hasta los incendios forestales de agosto llegaron a algunas viñas. De todas formas, Ginzo afirma que la uva recolectada es de buena calidad. Él y su familia se preparan para unos trabajos que se prolongarán durante las próximas semanas. Este viticultor espera, que como mal menor, se mantenga un precio razonable de la uva. «A ver si ronda los 90 céntimos», señalaba el viticultor.

Seguir leyendo

También ha cerrado Monterrei. Se recogieron 2.884.103 kilos de uva (el 70 % de variedades blancas y el 30 % de tintas). Con respecto a la campaña anterior, en la que se alcanzaron 4.470.338 kilogramos, se ha producido una reducción del 35,48 %, según los datos oficiales del consello regulador. Los resultados finales de la recolección de la uva en la denominación de origen no son tan catastróficos como cuando un desesperanzado sector vio cómo, a finales de abril, una helada quemó la inmensa mayoría de la superficie de viñedos, sobre todo en Oímbra, Monterrei y Verín. Los daños evaluados entonces afectaron al 90% de los viñedos. Aún así, la merma en la recolección es importante respecto al año pasado, cuando se registraron unas cifras de récord para la denominación más joven de Galicia. «El aspecto positivo es que la uva es de excelente calidad y no tiene ningún problema sanitario. Las altas temperaturas de los pasados meses han favorecido que no haya habido enfermedades en los viñedos», apuntaba el secretario técnico del consello regulador, Miguel López.

«Esta é das vendimas máis longas»

luis díaz

David Pascual (Monforte, 1983) es el enólogo de Algueira, una de las bodegas de mayor proyección de Ribeira Sacra.

-¿Qué tal la vendimia?

-Mejor de lo que esperaba, pero es un año difícil. Tener que vendimiar en agosto te rompe los esquemas. Es un año en el que entiendes que hay dos ribeiras sacras totalmente distintas, la del Sil y la del Miño.

-Al final todas las cosechas son excelentes, ¿o no?

-Hay que decir claramente si una añada es muy buena, buena o no tan buena. Nadie puede hablar de vendimia excelente en un año de sequía extrema.

Seguir leyendo

La caída respecto a la pasada campaña ha sido desigual. Varios viticultores consultados mencionaron que en algunas zonas, como en algunos terrenos de Vilaza (Monterrei) la merma alcanzó casi el 70% de lo recolectado hace ahora un año. En otros lugares, por el contrario, se ha vendimiado una cantidad ligeramente inferior a la de 2016.

«Este año no podremos crecer»

maría cobas

En Ruchel cerraban a mediados de agosto la vendimia, una larga campaña que empezaron el pasado 25 de agosto y que, sin embargo, será de las más pequeñas en cuanto a producción. «Tendremos menos vino que el año pasado, que ya no fue bueno. Y eso te coarta muchísimo el crecimiento», señala la bodeguera Inma López, amparada por la denominación de origen Valdeorras. Todavía no sabe si tendrá incluso que hacer cupos entre sus clientes para poder abastecerlos a todos, porque todavía falta por ver finalmente cuál será el rendimiento de las uvas.

Seguir leyendo

En Ribeiro son cinco las que tienen la recogida en marcha. Están vendimiando las cepas dañadas por las heladas del mes de abril y que consiguieron rebrotar, que han venido con una maduración tardía. A datos del jueves, se habían recogido 9.152.000 kilos. «Non imos chegar ás cifras do ano pasado», avanzaba el presidente del Consello Regulador de la D.O. Juan Manuel Casares. En 2016 se recogieron 11,6 millones de kilos de uva. «Sabemos que vai haber un descenso respecto do ano pasado e agora o que nos queda saber é a cifra final que se recolle, que só saberemos cando acaben todos», resumía Casares.

«Terei que facer catro vendimas»

m. cobas

Antonio Cajide afrontó una vendimia rara y por partes en sus viñedos amparados por la D.O. Ribeiro. «A primeira foi a de agosto, motivada polo pedrisco; porque había que meter a uva rápido na adega para que non pudrira», explica. La pérdida por ese fenómeno climatológico adverso dice que fue mínima. «Fixo que tiveramos que recoller antes. Eu en dous días collín sobre 14.000 litros, e recollemos porque a urxencia era esa. Xuntei a 20 amigos que me axudaron e levounos dous días», cuenta.

La segunda vendimia fue la «normal», con la uva que no sufrió ni las heladas de abril ni el pedrisco de hace unas semanas y que maduró según las fechas habituales en Ribeiro. La tercera fue para las cepas que rebrotaron tras la helada; que se dividió en dos partes, porque las cepas a más altitud iban más lentas. Ha sido una vendimia cansada, que también ha dado para ir adelantado otros trabajos. «O tinto xa parou de ferver, e xa fixen trasega co branco», señala. Dice que entre helada y pedrisco bajará un 40% la producción, que salva porque habitualmente tira entre el 25 y el 40% de la uva al suelo. «E este ano vinme obrigado a non tirar; e así é como recupero parte da colleita, porque a min levoume máis do 50%», dice el colleiteiro, que tiene una producción anual de unos 40.000 litros.

Seguir leyendo

Las bodegas se enfrentan ahora a cómo gestionar los pedidos con una menor producción.

Sube la valoración de la uva para tratar de fomentar la contratación de seguros

El Ministerio de Agricultura ha atendido la solicitud de la Consellería de Medio Rural de subir la valoración de las uvas de variedades autóctonas con el fin de fomentar la contratación de seguros agrarios, que apenas existen en Ourense.

En Monterrei, la denominación más afectada por las heladas, la valoración de la uva godello pasa de un mínimo de 0,43 euros el kilo y un máximo de 0,57, a un mínimo de 50 céntimos y un máximo de 70 el kilo. También se revaloriza la mencía, con las mismas cifras que la uva godello.

En Ribeira Sacra la mencía se mantiene a un mínimo de 57 céntimos el kilo, pero sube el máximo hasta el 1,20. En Valdeorras el godello casi duplica su valor máximo, pasando de los 58 céntimos al 1,10 euros actuales de máxima, mientras que el mínimo pasa de 43 céntimos a 60. También sube la valoración de la uva mencía, con un mínimo de 0,65 y un máximo de 0,85 euros el kilo de uva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El fin de la vendimia evidencia la merma de uva en Ribeiro y Monterrei