La lluvia y el granizo obligan a adelantar la vendimia para evitar enfermedades

La D.O. Ribeiro es la zona que se vio más afectada por la tormenta del domingo

;
La lluvia y el granizo obligan a adelantar la vendimia para evitar enfermedades La D.O Ribeiro es la zona que se vio más afectada por la tormenta del domingo

ourense / la voz

Con la previsión de una cosecha pequeña tras las heladas del pasado mes de abril, a los viticultores ourensanos todavía les faltaba el agua y el granizo del domingo para acabar de redondear un año que muchos recordarán como horrible. La zona más afectada fue la amparada por la denominación de origen Ribeiro, aunque el reparto fue desigual. «Hai zonas nas que petou moito, e noutras nas que nada; e incluso nas que caeu pedra, nalgunhas fincas caeu algún acio, pero na maioría foi que onde a densidade foliar era menor, quedaron afectados os vagos máis altos», explicaba el presidente del Consello Regulador de la Denominación de Origen Ribeiro, Juan Manuel Casares, después de haber pasado la mañana visitando los viñedos, en compañía de los técnicos. Tras el análisis de la situación, la recomendación era adelantar la vendimia. «Na medida que as condicións meteorolóxicas o permitan, recomendamos iniciar a vendima; porque se non se recolle e hai podremia, entón si que entraría o botrite e iso si que causaría importantes danos», resaltaba el presidente del organismo vitícola, que explicaba que estaban acelerando los trámites para contratar a los veedores y poder garantizar que todos los viticultores y las bodegas puedan vendimiar sin problema.

También hubo mucha agua y alguna piedra en la D.O. Monterrei, que afectó sobre todo a las zonas altas de Vilardevós, Monterrei, Riós y Verín, según el director técnico del organismo vitícola, Miguel López. «Nalgunha zona que tocou xa comentaron que van querer adiantar a vendima, para evitar podedrumbe, pero non creo que vaia ser algo sistemático», decía.

También llovió mucho en Valdeorras, e incluso cayó algo de granizo en A Rúa, pero no hubo daños, según explicaban desde el Consello Regulador de la Denominación de Origen. Tampoco se paró la vendimia.

En la capital, récord de lluvia

Dos horas de rayos, viento, lluvia y granizo dejaron en la capital ourensana 41 litros por metro cuadrado en la tarde del domingo. A los que ayer se sumaron otros 10 litros más. Hacía mucho tiempo que la capital no recibía tanta agua y en tan poco tiempo. Eso se tradujo en una serie de incidencias que tuvieron a la Policía Local y a los Bomberos de Ourense trabajando durante toda la jornada. La mayoría de las intervenciones se centraron en desatascar sumideros por toda la ciudad: Serra Martiñá, plaza da legión, Marcelo Macías, Vistahermosa… Además, se anegó el túnel de Bobadela y hubo que trabajar para eliminar el agua que se había almacenado por la existencia de barro. Los bomberos tuvieron que retirar un tronco de la N-525, que interfería el tráfico, y todavía están trabajando en la manera de retirar un árbol que cayó en Mende. Las raíces del ejemplar de grandes dimensiones, que se encontraba a orillas del Loña, no resistieron la fuerza del agua acompañada de restos de maleza. El árbol se encuentra sobre unos cables del tendido eléctrico y apoyado sobre un muro de una finca particular. Precisamente la intensa lluvia se dejó notar en los ríos que atraviesan la ciudad, con una importante subidas de los caudales del Barbaña y del Loña.

DO y OUeC critican al gobierno de la capital ourensana la falta de limpieza de los sumideros

Los efectos de las intensas lluvias en las infraestructuras de la capital ourensana no han pasado desapercibidas en el ámbito político. La principal fuerza de la oposición, Democracia Ourensana, denuncia la vulnerabilidad de algunas instalaciones municipales inundadas el domingo, como bomberos, recaudación, servicios sociales y la comisaría de la Policía Local. El partido de Gonzalo Pérez Jácome pidió una mejor supervisión de la empresa de limpieza por la situación deficiente, a su juicio, de los sumideros, una crítica que compartió ayer Ourense en Común.

Una tormenta de verano «de libro» que cogió desprevenida a toda la provincia

Además de en la capital, la zona en donde más agua cayó en las últimas 48 horas fue la comarca de O Ribeiro, sobre todo en los concellos de Avión, Leiro y Castrelo de Miño. Y ayer, en Verín y A Baixa Limia. En Baltar, por ejemplo, se recogieron 49 litros por metro cuadrado. Una de las características de esta tormenta de verano fue que estuvo muy localizada. Cuenta de ello lo da la diferencia de agua recogida en cada una de las estaciones meteorológicas de la capital. La acumulada en la ubicada en el centro fue mucho menor que la que se encuentra a la salida de la ciudad. Desde MeteoGalicia aseguran que se trata de una tormenta de verano «de libro». El aire caliente sube y se encuentra con la masa fría en altura desencadenando los rayos y el granizo. La situación, aunque con menos intensidad, podrá seguir en el día de hoy.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La lluvia y el granizo obligan a adelantar la vendimia para evitar enfermedades