Ourense fue la zona con más monte quemado de todo el país en el 2016

La provincia, con 11.355 hectáreas arrasadas, fue la única que sufrió 4 grandes fuegos


ourense / la voz

Ourense cerró el año pasado con el peor dato de los posibles en materia de incendios forestales. Durante todo el ejercicio del 2016 los fuegos arrasaron 11.355 hectáreas de monte, una cifra que no solo es la peor de todas las provincias españolas sino que, además, supone el 20 % del suelo afectado por los fuegos en todo el país, que fue de 59.378 hectáreas.

Así lo desvela el informe sobre los incendios forestales en España publicado por el Ministerio de Medio Ambiente, que recoge datos desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre del 2016. Que Ourense es la provincia que tiene el mayor problema de toda España en este capítulo es evidente, ya que en la portada del dosier se publica una imagen de la extinción de un fuego en Monterrei, ocurrido el pasado 19 de julio.

Y es que el territorio que presume en sus folletos turísticos de tener una gran riqueza forestal, parece incapaz de tomar medidas para protegerla de forma adecuada, porque el año pasado fue también el único de toda España que sufrió cuatro grandes incendios forestales. Así se denomina a los que superan las quinientas hectáreas, de los que se contabilizaron 22 en todo el país. Todos ellos tuvieron lugar en el mes de septiembre, siendo el más dañino el que se declaró el día 6 en Entrimo, donde según este informe ardieron 3.000 hectáreas de monte. Otras 1.588 se quemaron apenas unos días después en Cualedro y 1.363 más en Oímbra, también el 6 de septiembre, el peor de todo el año en este capítulo ya que el día 5 también hubo otro gran incendio en Muíños, con 747 hectáreas de superficie arrasadas.

 Ochocientas incidencias

En total, se contabilizaron a lo largo de todo el año más de 800 incidencias que precisaron de la actuación de los servicios de extinción. Como consecuencia de todos esos fuegos, quedaron calcinadas 3.204 hectáreas de superficie arbolada, mientras que las 8.151 restantes se catalogaron como matorral o monte bajo.

Son registros que están muy por encima de los que se contabilizaron en las otras tres provincias gallegas -en la comunidad se quemaron 21.112 hectáreas- y evidencian una situación muy diferente a la que, por ejemplo, existe en Lugo, donde el año pasado no llegaron a mil las hectáreas afectadas por los incendios forestales. De hecho, si se analizan los datos por provincias, el terreno asolado en Ourense por los fuegos dobla al de León, segundo territorio con peores datos en este triste ránking nacional, con seis mil hectáreas afectadas. Mientras, hay evidencias de que otra realidad es posible. En La Rioja ardieron el año pasado 93 hectáreas, mientras que en todo el País Vasco los fuegos afectaron a otras 120.

Y como no, con estos datos es evidente que los servicios de extinción tuvieron mucho trabajo en Ourense. De hecho, el informe del Ministerio de Medio Ambiente asegura que la brigada de refuerzo de incendios forestales, BRIF, de Laza, fue la que tuvo más actuaciones durante la campaña pasada, contabilizando un total de 56 intervenciones, sumando la de verano y la de invierno.

 Tendencia preocupante

Es de destacar también que el balance de fuegos forestales en Ourense del 2016 fue mucho peor que el de 2015, cuando se contabilizaron 7.272,92 hectáreas calcinadas. Y todo apunta a que este será otro año problemático. Ya han ardido desde enero más de un millar.

Convocan una concentración para pedir que se cubran las vacantes del servicio de extinción

El comité de empresa del personal laboral servicio de extinción de incendios, dependiente de la consellería de Medio Rural, ha convocado para hoy por la mañana una concentración de protesta con la que quieren llamar la atención sobre una situación que consideran preocupante. Aseguran que existen deficiencias de personal debido a que no se están cubriendo las bajas en el servicio y contabilizan en estos momentos entre 80 y 85 vacantes. «Ourense está á cabeza en todos os indicadores de incendios forestais e nos parece preocupante o que está pasando», afirmó ayer mismo Raúl Vázquez Merens, representante del comité, quien aseguró también que hasta el momento la administración ha iniciado los trámites para cubrir 19 de esas vacantes, una cifra que no le parece suficiente. En la actualidad la plantilla es de unos 450 trabajadores.

«Isto fórzanos a saír á rúa», aseguró Vázquez Merens durante la presentación de la movilización, que está prevista para las once de la mañana. Advierte de que el problema de personal afecta directamente a la extinción de los fuegos ya que en muchos casos las brigadas, que deben tener un máximo de siete integrantes, pueden llegar a tener dos o tres, una cifra que «non só pode prexudicar o traballo nos lumes, senón tamén poder poñer en risco aos propios traballadores». «É unha cuestión de vontade política», asegura Merens, que recuerda que la convocatoria está secundada por las cuatro fuerzas sindicales que tienen representación en el comité de empresa. Se trata de UGT, CC. OO., CIG y CSIF.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ourense fue la zona con más monte quemado de todo el país en el 2016