Las bodegas del Ribeiro pagarán hasta un 59,52 % más por las precintas de garantía de origen

El consello regulador encarece la tasa y cobrará el porcentaje más alto por el vino de variedades preferentes


ourense / la voz

Se trata de céntimos, por lo que la subida de la tasa que ayer aprobó el consello regulador del Ribeiro para la entrega de las precintas que garantizan el origen, es baja si se ve de forma aislada. Pasar su precio de 0,042 céntimos a 0,054 o a 0,067 por botellas es algo insignificante para la mayoría, aunque la perspectiva cambia cuando se trata de miles o millones de botellas. Un aumento como el que recibió luz verde del pleno del consejo, presidido por Felicísimo Pereira, representa una llamativa subida del 28,57 % y del 59, 52 %, según el perfil de vino al que vaya destinad la contraetiqueta, muy lejos del IPC (Índice de Precios al Consumo) y de la contención salarial de los últimos años.

La propuesta de subir la tasa por precinta, recibida con una evidente división en el seno del consejo, establece ahora dos categorías de vinos y encarece la producción de mayor calidad, en la medida en que el aumento se acerca al 60 % para las bodegas o colleiteiros que trabajan con variedades preferentes, mientras que en el caso de las autorizadas se frena la subida sin llegar al 29 %. Para esta diferenciación se ha valorado que los vinos del segmento básico del Ribeiro tienen un precio de venta al público más bajo, mientras que los elaborados con «castes» preferentes, más caros, pueden soportar el aumento del 59,52 % de una forma más natural.

La subida del precio de las precintas del Ribeiro la decidió el consejo regulador por ser un asunto cuyo estudio ya estaba rematado, a pesar de la situación de provisionalidad actual y sin esperar a que se renueve este órgano en el proceso electoral en marcha. Tampoco se ha tenido en cuenta, a efectos de frenar la subida, el delicado momento actual de la comarca, donde los viñedos han sido muy castigados por las recientes heladas.

Unanimidad para ayudas

De hecho, en la misma reunión de ayer se aprobó, en ese caso por unanimidad, una declaración institucional para reclamar la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia, que es la denominación actual de lo que anteriormente se denominaba zona catastrófica.

La subida de la tasa fue votada en contra por el representante de las bodegas medianas que no llegan a 400.000 litros y por el de los colleiteiros. La oposición se razonó en la interpretación de que, al establecerse distintos tramos de subida, se castiga precisamente a quienes apuestan por la calidad. Se abstuvo uno de los representantes de las grandes bodegas, al considerar que la diferencia es irrelevante, y también una representante sindical, por entender que no era el momento de aprobar la subida, por la provisionalidad en la que se encuentra el consejo regulador.

Una bodega de 5.000 botellas pasará a pagar de 335 euros cuando antes liquidaba con 210 euros. A una de 300.000 botellas, con todo el vino de variedades nobles, el coste llegará a 20.100 euros desde 12.600 euros.

El consello regulador del Ribeiro mantiene, antes incluso de la subida, precios más altos que otros consejos reguladores. En Monterrei, a modo de referencia y según su página web, la «venta por unidad de precinta será satisfecha por las bodegas que soliciten contraetiquetas para su empleo en los vinos de la DO Monterrei». Es de 0,02 euros. Dejan claro, además, que ese importe «corresponde al doble del valor material de producción y distribución de las contraetiquetas» como fue aprobado en el pleno de 2 de agosto del 2002.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las bodegas del Ribeiro pagarán hasta un 59,52 % más por las precintas de garantía de origen