«Ahora tememos que se caiga todo y haya alguna desgracia»

Patricia Soalleiro, la vecina de Moces, en el concello de Melón, que el pasado octubre perdió su casa por culpa de los incendios, espera alguna respuesta de las administraciones para rehacer su vida

Moces: Dolores ó pé da casa da súa irmán Patricia Soaelleiro, muller á que lle ardeu a casa nos incendios e que agora o temporal lle tirou o tellado e un muro.

ourense / la voz

Patricia Soalleiro, la vecina de Moces, en el concello de Melón, que el pasado mes de octubre perdió su casa por culpa de los incendios que asolaron la provincia, espera alguna respuesta de las administraciones para poder rehacer su vida en la vivienda en la que residió durante 40 años. Cinco meses después la situación no sigue igual, ha ido a peor. Los últimos temporales han destruido la cubierta de una terraza de la casa y una pared, con la mala suerte de haber afectado a una casa colindante, lo que supondrá para ella un gasto a mayores. Actualmente se encuentra a la espera de que den el visto bueno al proyecto de derribo y rehabilitación de la vivienda. Un trabajo del que se ocupa la Diputación de Ourense pero del que todavía no tiene noticias. «Nos dijeron que no podíamos tocar nada hasta que ese proyecto estuviera aprobado. Pero ahora tenemos que se caiga todo y tengamos alguna desgracia», explicaba ayer Patricia Soalleiro. Saben que parte de los gastos del arreglo de la casa saldrá de sus bolsillos, ya que las ayudas para ella son del 40 % del total, pero afirma que tras cinco meses no han podido hacer nada. «El viento lo levantó todo. A pesar de que la atamos con cuerdas, la cubierta cayó en el camino, dañó la bajante del agua y el tendido eléctrico. Tenemos miedo de que alguien entre a la casa para llevarse alguna cosa y le caiga encima. Fuimos varias veces a la Diputación para que nos dieran una solución, porque lo más importante es poder tirar lo que está mal para poder empezar a trabajar», señalaba ayer. De momento, el pago de los daños de la casa colindante tendrán que salir de su bolsillo. «Desde el día siguiente al incendio, cuando vino la arquitecta, no sabemos nada más de las instituciones», afirma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Ahora tememos que se caiga todo y haya alguna desgracia»