«La empresa ha actuado de forma irresponsable; nos pone en riesgo»

Trives y Manzaneda se blindan tras el positivo en covid de un operario llegado de Lérida

p. v.
ourense / la voz

En la comarca de Terras de Trives la noticia de que uno de los operarios que trabaja en la construcción de la línea de alta tensión que dará servicio al AVE gallego tiene coronavirus ha caído como un jarro de agua fría. Muchos tienen miedo de que pueda haber más contagios y son varios los establecimientos, sobre todo hostales y restaurantes, que han optado por cerrar sus puertas durante al menos una semana.

A mayores, está la indignación. El enfermo, que está ingresado desde el jueves en el CHUO, había llegado el lunes a Trives procedente de Lérida, una zona que afronta un complicado rebrote. Se incorporó al trabajo con el resto de sus compañeros hasta que el jueves fue al médico.

«Estamos enfadados. Esta persona ha venido de fuera y nadie le ha hecho un control», aseguraba este sábado Anxo Fernández, propietario del hostal La Viuda, en Trives, uno de los que han decidido blindarse.

«El lunes nos vamos a hacer la prueba por nuestra cuenta, para saber que estamos bien y que no hay problema», asegura, advirtiendo la incertidumbre del momento. «No sabemos donde ha estado todos estos días el infectado, ha podido entrar en muchos negocios y hemos decidido cerrar por prevención. Aquí hay mucha gente mayor y si hay un pequeño contagio puede convertirse en algo muy grave», apunta.

El positivo del paciente de Lérida en Trives lleva al aislamiento domiciliario de 16 personas

La Voz

El área sanitaria controla 5 casos activos de covid-19, con el trabajador que llegó de Cataluña ingresado en el CHUO

El hombre de Lérida que ingresó este jueves en el CHUO tras dar positivo en coronavirus después de viajar en tren a inicios de esta semana a Trives por motivos laborales eleva a 5 el total de casos activos de covid-19 en la provincia. Según el Sergas, el afectado «se desplazó a la comarca cinco días antes de comenzar a notar los síntomas de la enfermedad».

Sin embargo, no han aclarado si se ha pedido a Renfe la identificación de viajeros que acompañaba al contagiado en su trayecto hacia la provincia de Ourense. Desde Renfe indican que «es directamente Sanidade quien se pone en contacto con nosotros cuando se dan situaciones de este tipo, y nos demandan el listado de gente que fuese en el vagón, para avisarles a continuación y que sepan lo que tienen que hacer». «Lo normal es que sea rápido toda vez que se sabe de algún caso positivo», añaden.

Seguir leyendo

A pocos kilómetros, en Manzaneda residen algunos de los compañeros de trabajo del paciente, ahora en cuarentena en sus domicilios. «Esta mañá fun velos e deixeilles a miña tarxeta, por se precisan algo», contaba el alcalde Amable Fernández, que lamenta que algunos, pese a conocer el positivo de su compañero, estuvieran haciendo «vida normal», acudiendo a establecimientos públicos hasta el viernes. «Moita xente estivo en contacto con eles nos bares, nas tendas, axudando a cargar material nos camións, e agora queren que se lles fagan as probas porque están preocupados; tería que vir Sanidade, que para iso pagamos impostos. Nin sequera lles fixeron as probas aos compañeiros, din que se non hai tres casos non é rebrote», lamenta el regidor del PSOE. Tampoco le ha hecho gracia que desde el Sergas no se hayan puesto en contacto con ellos, ni siquiera para informarles del positivo. «Enterámonos na rúa, a xente xa o sabía», afirma. Al parecer el trabajador fue al médico del PAC el jueves. «Alí xa contou que tiña síntomas dende o luns», afirma Fernández.

«Una irresponsabilidad»

«Algunas de esas personas han estado en mi negocio», cuenta Vladimir Bello, propietario de la cafetería Nevada, en Manzaneda. «Me parece que es una irresponsabilidad bestial, sobre todo por parte de la propia empresa; este trabajador tendría que haber pasado la cuarentena y luego empezar a trabajar, al fin y al cabo esto es un pueblo pequeño y el daño aquí puede ser mucho mayor; nos han puesto en riesgo», cuenta visiblemente molesto por la situación. «Han estado haciendo vida normal hasta ayer y puede que haya contagios o que no, no hay que alarmar a la gente, pero las empresas que son de fuera deberían someter a sus trabajadores a controles, es algo de sentido común», reitera, recordando que «todos estamos expuestos». Por ahora, este hostelero no piensa cerrar, si bien este lunes se irá hacer las pruebas del coronavirus.

En la localidad se ha suspendido el campamento de verano y se han cerrado las piscinas. «Fixemos sempre moita prevención; levamos catro meses ben e agora dános moita rabia que por unha conducta irresponsable poida entrar o virus», dice el alcalde.

Molesta también está Patricia Domínguez, regidora socialista en Trives. «Puede que tengamos un contagio masivo o que no lo tengamos, pero todo el mundo en Trives quiere saber qué está pasando. La empresa que trajo a ese empleado tiene que asumir responsabilidades, porque es una imprudencia», advierte.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«La empresa ha actuado de forma irresponsable; nos pone en riesgo»